Cuomo deja sin efecto los aumentos de impuestos para cubrir las pérdidas de ingresos por la pandemia

Nueva York

El referente demócrata evitó anteriormente subir los aranceles, aunque el jueves pasado había amenazado con que un aumento podría ser necesario, dada la crisis presupuestaria del estado. La ciudad de Nueva York tiene una de las tasas de impuestos sobre la renta más alta del país, con un 12,7 %.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, retrocedió en sus declaraciones sobre la posibilidad de que aumente la tasa de impuestos a los sectores más pudientes del estado, en caso de que Washington no otorgue ayuda federal adicional a los gobiernos afectados por el COVID-19.

El mandatario regional declaró la semana pasada que el incremento impositivo era una opción para compensar las pérdidas ocasionadas por la pandemia “Este será un vacío en el plan financiero tan grande que será imposible de llenar”, había afirmado en una conferencia de prensa.

Más allá de la marcha atrás en su decisión, Cuomo advirtió que si no aparecen las ayudas federales, el estado en su totalidad atravesará una situación crítica durante un tiempo prolongado. Precisó además que los gobiernos locales necesitan alrededor de $50 mil millones para hacer frente a la crisis.

Por su parte, los funcionarios dedicados al presupuesto han estimado que se requerirá un máximo de $59 mil millones durante los próximos dos años para cerrar los déficits financieros de las administraciones estatales y locales, así como los de la MTA y la Autoridad Portuaria.

Debido al alcance de la anulada medida, quien también se pronunció fue el alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio. Actualmente se encuentra presionando de forma activa a los legisladores estatales para que aprueben un préstamo de cobertura de $5 mil millones para solventar los costos de Coronavirus.

Cuomo hasta ahora se ha resistido a los pedidos de aumentar los impuestos a los ricos, en medio de la esperanza de que el presidente Trump y el Congreso acuerden un paquete de rescate para los diferentes distritos. La otra opción, menos conveniente dada la urgencia, es esperar que su par Joe Biden venza a Trump en noviembre y brinde la demandada asistencia cuando empiece su eventual mandato.

Translate »