Cuomo declaró la violencia armada como una emergencia para abordar la crisis y frenar el índice de muertes

Foto: Kevin P. Coughlin / Office of Governor Andrew M. Cuomo - governorandrewcuomo - Flickr

Se trata de una estrategia integral para construir un estado más seguro, con planes a corto y largo plazo que buscan prevenir y romper este ciclo de violencia con armas de fuego

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, anunció la primera declaración de emergencia por violencia armada en el país y la inversión de 138,7 millones de dólares para programas de intervención y prevención, que servirán para ayudar a las comunidades a abordar la violencia armada de inmediato.

«Si miras las cifras recientes, ahora mueren más personas a causa de la violencia armada y el crimen que por el COVID, esto es un problema nacional, pero alguien tiene que dar un paso adelante y abordar este problema porque nuestro futuro depende de él «, dijo el  gobernador.

Esta nueva estrategia, que trata la violencia armada como una crisis de salud pública, incluye la creación de la Oficina de Prevención de la Violencia con Armas para coordinar los esfuerzos y dirigir los recursos a los puntos críticos.

Con este enfoque, el estado ejecutará acciones para contener, combatir e identificar los puntos calientes, donde grupos de tiroteos en Nueva York, Albany, Buffalo, Syracuse y Long  representan el 48,5% de la violencia armada reciente.

De igual manera, la oficina de Prevención de la Violencia Armada recibirá reportes y datos sobre incidentes con armas de fuego de todos los departamentos de policía en el estado. 

Para ayudar a sacar a los jóvenes de las calles, el estado invertirá $76 millones para crear 21.000 empleos y actividades comunitarias para jóvenes en riesgo durante este verano.

Datos de investigaciones referidas por el estado han demostrado que los programas de empleo de verano reducen la probabilidad de involucrarse en actos de violencia en un 45%.

En este mismo sentido, Nueva York aumentará los fondos disponibles para instalaciones deportivas, artísticas y recreativas para este verano dentro de las comunidades identificadas como puntos críticos, inversiones que se ha demostrado reducen la violencia hasta en un 60 %.

Para combatir el flujo de armas ilegales en las calles de Nueva York, el estado trabajará con otros estados de la región para compartir datos de rastreo de armas que puedan evitar que los traficantes interestatales y compradores falsos introduzcan armas ilegales en las comunidades.

Acciones similares a la adoptada por Nueva York ya fueron ejecutadas  en Filadelfia, donde se invertirá más de 150 millones de dólares para prevenir y reducir la violencia armada, así como en Nueva Jersey, que discute un  proyecto de ley sobre la tenencia de armas.

Translate »