Cuomo declaró el estado de emergencia para la ciudad de Nueva York por el paso del huracán Isaías

Foto: governorandrewcuom- Flickr

La finalidad de la medida es que el gobierno estatal pueda proporcionar asistencia y apoyo operativo para lograr solucionar los daños que implicó la llegada del temporal. 

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, declaró este miércoles el estado de emergencia para la Gran Manzana y los condados de Rockland, Nassau, Westchester y Suffolk. La intención es proveer los fondos del estado para ayudar con una rápida recuperación de los destrozos que generó el paso del huracán Isaías. 

Durante el régimen de excepción dictado por el mandatario, el gobierno estatal tiene la potestad de asumir plenos poderes sobre el territorio y actuar para lograr revertir la situación. Esto le permite brindar apoyo operativo y destinar recursos, tanto humanos como económicos, sin la necesidad de una previa aprobación.

Al respecto, el gobernador se mostró preocupado por la recuperación de la ciudad, a la vez que reconoció estar “adoptando un enfoque integral y activando todos los recursos que se encuentran a nuestra disposición para acelerar la recuperación de las comunidades afectadas por la tormenta tropical Isaías”. 

En un trabajo en conjunto con las autoridades de las regiones más afectadas, Cuomo garantizó el apoyo del estado para llevar adelante la restauración de la Gran Manzana. “Los neoyorquinos muestran su verdadero espíritu en tiempos de crisis y lo haremos una vez más”, exclamó. 

La recuperación de la ciudad está diagramada en dos direcciones. Por un lado brindar asistencia a las familias que han tenido que pagar los costos del temporal, por el otro, colaborar en el arreglo de las redes de energía que sufrieron importantes daños y dejaron a más de 700 mil personas sin electricidad. 

Para lograr revertir este panorama, el gobierno de Nueva York dispuso de 50 soldados de la Guardia Nacional que se sumaron para contribuir con la población en este duro momento, y se puso en contacto con las empresas a cargo de los servicios públicos para intentar agilizar los procesos de reconexión.

Translate »