Cuomo culpa a las liberaciones de Rikers Island por los hechos de violencia en la ciudad de Nueva York

Foto: Flickr

Según el gobernador, la decisión de dejar en libertad a algunos reclusos acrecentó el sentimiento en contra de la Policía e incrementó la inseguridad en la Gran Manzana. 

El gobernador Andrew Cuomo aceptó que las liberaciones de la prisión de Rikers Island fueron uno de los principales motivos de que la ciudad de Nueva York viera un aumento considerable de crímenes violentos en los últimos días. Los reclusos fueron liberados para evitar los contagios durante la crisis del Coronavirus. 

El mandatario de estado señaló también la incapacidad de los fiscales de hacer cumplir la ley en este nuevo contexto, a la vez que culpó a los casos de brutalidad policial por el desgaste de la relación de los neoyorquinos con las fuerzas de seguridad. 

Las palabras del gobernador llegan después de una semana en donde se triplicaron los enfrentamientos con armas de fuego, en relación al mismo periodo del año anterior. Entre el lunes 29 de junio y el domingo 5 de julio, se informaron 74 tiroteos en los cuales 101 personas resultaron heridas. 

Desde la mirada del alcalde Bill de Blasio, el incremento de la violencia está directamente relacionado con el Coronavirus. “Sentimos los efectos de que las personas estén encerradas durante meses, la economía no se ha reiniciado, tenemos un problema real aquí”, declaró. 

Esto se suma a un total de 2.500 prisioneros que se liberaron de la ciudad de Rikers y se calcula que un 13% de estos reclusos fueron arrestados nuevamente. “Son circunstancias contribuyentes que están conspirando como una sinergia negativa que está ocurriendo”, insistió Cuomo. 

Si se toman los casos de violencia que se vivieron durante el fin de semana, el domingo 5 de julio, tan solo un día después de las celebraciones por el Día de la Independencia de Estados Unidos, ocurrieron 30 enfrentamientos armados que terminaron con nueve víctimas fatales.

Al respecto, el gobernador Cuomo resaltó que se está llevando una relación “disfuncional” y que “la confianza, el respeto y la mutualidad” no están funcionando. Con intenciones de ayudar a recomponer el vínculo entre la policía y los residentes, recomendó que se debería “colocar a las personas en una mesa y rediseñar las fuerzas de seguridad que la ciudad de Nueva York quiere”.

Translate »