Cuomo aprobó que el US Open se juegue sin público y en su fecha original

Foto: ATP Tour

El Abierto de Tenis de los Estados Unidos finalmente se disputará a fines de agosto y reunirá a los mejores del circuito en uno de los principales torneos de la temporada. 

El Grand Slam consiguió la autorización por parte del Estado y podrá disputarse -sin público- en la fecha preestablecida antes de la llegada de la pandemia: del 31 de agosto al 13 de septiembre. La habilitación fue anunciada por el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, después de presentar algunos datos favorables sobre la propagación del Coronavirus. 

La competencia se llevará a cabo en su lugar habitual y el Centro Nacional de Tenis Billie Jean King de Queens será una vez más el escenario elegido para recibir a los mejores jugadores del planeta. El complejo deberá readaptarse después haber funcionado como un centro de salud para los pacientes infectados durante los momentos más críticos de la pandemia.

En esta edición, los fanáticos podrán ver un torneo con algunas características particulares, que acomodará sus modalidades de juego a las nuevas medidas preventivas dispuestas por el Estado. Además de la falta de fanáticos en los estadios, se reducirá la cantidad de acompañantes de cada jugador y la categoría “dobles” tendrá 24 parejas en lugar de las 64 habituales. 

La Asociación de Tenis de los Estados Unidos ya planea incorporar mayor cantidad de vestuarios en el complejo y se mantendrá el distanciamiento social entre los participantes. Los competidores y sus respectivos equipos deberán alojarse en un mismo hotel, ubicados en suites privadas que serán reservadas para los 32 preclasificados de cada competencia. 

Según informaron los organizadores, los jugadores podrán viajar desde sus países de residencia y no se verán obligados a realizar la cuarentena después de su aterrizaje. Sí tendrán que cumplir los procesos sanitarios y testeos correspondientes y, en caso de que los profesionales quieran optar por otro alojamiento, podrán hacerlo con los costos de alquiler a cargo de cada deportista. 

La decisión de habilitar el US Open por parte del gobernador Cuomo llega después de que ninguna de las 10 regiones de Nueva York mostrara un índice diario de positividad en los testeos superior al 1,4%. Números más que favorables si se tiene en cuenta que, en el pico máximo de la curva, el 59% de las personas que se examinaron diariamente fueron casos positivos.

Translate »