Cuba iniciará ensayos clínicos de su propia vacuna contra el Coronavirus

Foto: Pago.org

La isla caribeña apuesta por un proyecto propio para detener el virus. “Aunque haya vacunas de otros países, nosotros necesitamos la nuestra para tener soberanía”, declaró el presidente Miguel Díaz Canel.

El Registro Público Cubano de Ensayos Clínicos anunció que el país comenzará el desarrollo de su propia vacuna contra el COVID-19, aunque se prevé que será recién a partir del 11 de enero de 2021 cuando culminen los estudios. Los resultados serán publicados el 15 de febrero de ese mismo año.

De acuerdo con el informe oficial, el Instituto Finlay de Vacunas será el encargado del adelanto del fármaco que lleva por nombre SOBERANA 01, cuya aplicación se administrará mediante dos dosis inyectadas por vía intramuscular que dará comienzo a la fase de prueba a partir del 24 de agosto, y se experimentará en 676 personas con edades comprendidas entre 18 y 80 años.

El reporte del estudio estima que un 50% de los participantes obtengan una respuesta inmune en los ensayos con los que buscan «evaluar la seguridad, reactogenicidad e inmunogenicidad» del antídoto que pudiera convertirse en una vacuna contra el COVID-19.

Desde el inicio de la pandemia, Cuba ha logrado mitigar la propagación del virus en la isla a través de un eficiente control sanitario. Incluso, su accionar le permitió reabrir sus fronteras al turismo internacional a finales de agosto.

Hasta la fecha, el Ministerio de Salud cubano ha contabilizado 3.408 casos positivos de COVID-19, aunque han reportado un mayor número de muertes en las últimas dos semanas y la cifra se mantiene en 88 decesos, un indicador estable en comparación con la escalada que enfrenta la región.

Según la organización Nuestro Mundo en Datos, la isla caribeña se ubica dentro del ranking de los 10 los países que más testeos de COVID-19 realiza por cada 1.000 habitantes, con un promedio de 21,8.

Cuba cuenta con antecedentes exitosos en el desarrollo de vacunas contra enfermedades como Hepatitis-B, la meningitis, el cáncer de pulmón (terapéutica) y los tumores sólidos, así como los tumores de la cabeza y el cuello en fase avanzada.

Translate »