¿Cuál es el futuro del Partido Republicano? Empiezan a surgir los primeros aspirantes de cara al 2024

Foto: U.S. Consulate General Barcelona

Aunque Donald Trump aún no ha asumido la derrota frente a Joe Biden, los miembros de su fuerza política ya están analizando sus posibilidades para disputar la presidencia dentro de cuatro años. ¿Quién crees que será la nueva figura republicana?

Algunos republicanos parecen estar listos para dar el siguiente paso, pensando en el futuro que le depara al partido. Esto implica reconocer de algún modo la derrota en manos de Joe Biden, aunque Trump haya prometido pelear la elección.

Como ocurre habitualmente cuando se inicia un nuevo gobierno, la dirigencia opositora ya empieza a diagramar los próximos cuatro años. En caso de confirmarse la salida del actual jefe de Estado y, por ende, un vacío de liderazgo político en el partido, ¿quién pudiera llenar ese nuevo espacio?.

El primero, innegable, es el propio Donald Trump. Hay una probabilidad de que llene el vacío de poder que pudiera generar su salida de la Casa Blanca. Con más de 70 millones de votos a su favor, es el segundo político en la historia de Estados Unidos en recibir este nivel de apoyo en las urnas, sólo por detrás de Joe Biden.

Pero hay más alternativas que asoman en el tablero. La segunda vuelta de la elección a senador en dos bancas por Georgia, que se llevará a cabo en enero, será la nueva batalla electoral en el país. Del resultado de esta elección va a depender el control del senado. Por eso veremos desfilar por Georgia a todo político con aspiraciones nacionales.

El primero en confirmar la visita al estado es el Senador por Arkansas, Tom Cotton. El miembro de la Cámara Alta ya tiene un equipo explorando posibilidades en New Hampshire, la pequeña área que sirve como prueba para las elecciones presidenciales por ser uno de los primeras regiones en participar en las primarias.

El senador por Florida, Rick Scott, también ha anunciado una aparición en Georgia. Fue gobernador de Florida, ahora es legislador, pero también empresario. Es multimillonario y logró su fortuna viniendo de una familia de clase media. Él mismo financió sus propias campañas a la gobernación, similar a lo que ha hecho Michael Bloomberg.

Por su parte, la ex embajadora de Estados Unidos ante Naciones Unidas y ex gobernadora de Carolina del Sur, Nikki Haley, es otro posible nombre. Haley tiene experiencia y es hija de inmigrantes. Es decir, un perfil algo similar al de Kamala Harris, aunque en versión conservadora.

Por último, el senador por Texas, Ted Cruz, ya ha intentado la nominación a la presidencia, llegando a competir contra Donald Trump en la primaria de 2016. Nunca ha ocultado que sus aspiraciones presidenciales siguen vigentes y es lo suficientemente joven como para volver a intentarlo.

Translate »