Corte Suprema de Nueva Jersey publica avances y acciones para abordar las disparidades raciales en el sistema de justicia penal

Foto: @njcourts

El informe indica resultados del plan de acción implementado para asegurar procedimientos judiciales más justos, así como estrategias para abordar desigualdades que afectan en mayor proporción a la comunidad afroamericana y latina.

La Corte Suprema de Nueva Jersey publicó un informe acerca de los avances del plan de acción para garantizar igualdad de justicia a todos los residentes del estado, una iniciativa que fue impulsada en julio del año pasado con el objetivo de generar cambios en nueve áreas donde se identificaron disparidades en los procedimientos judiciales.

“A pesar de los desafíos de una pandemia, el Poder Judicial trabajó duro el año pasado para intentar aliviar algunas de las cargas que recaen desproporcionadamente sobre las personas negras y latinas en nuestras comunidades”, manifestó el presidente de la Corte Suprema  Stuart Rabner en un comunicado.

Las reformas dentro del sistema de justicia penal de Nueva Jersey, que cobraron impulso luego del asesinato de George Floyd, lograron algunos cambios según los datos publicados por el máximo tribunal.

El informe precisa que más de 140.000 multas juveniles fueron denegadas y se estableció un nuevo proceso judicial que elimina los antecedentes penales de personas que fueron condenadas por delitos relacionados con la marihuana.

Las modificaciones del sistema penal también ayudaron a que aquellas personas que lograron rehabilitarse pudieran recibir un beneficio de libertad condicional antes de tiempo.

“Estos esfuerzos interrelacionados en curso están diseñados para apoyar un mayor acceso, justicia y equidad para todos los que buscan justicia a través de los tribunales de Nueva Jersey, especialmente para las personas y comunidades que a lo largo de la historia han estado subrepresentadas”, precisa el informe oficial del Tribunal Supremo.

A pesar de los avances, la Corte indicó que asumirán una nueva serie de iniciativas para fomentar un sistema de justicia que “sea accesible, equitativo y libre de barreras estructurales y prejuicios».

En este sentido, las estrategias se enfocarán en mejorar la equidad para las personas afectadas por problemas de salud mental, adicción y pobreza. Asimismo, ofrecer oportunidades de empleo para los graduados de los tribunales de drogas y los programas de libertad condicional.

Otros planteamientos del nuevo plan de acción sugieren que todos los empleados de la corte reciban capacitación sobre prejuicios implícitos, se amplíe el acceso a la representación legal y que los nombramientos judiciales y no legales sean diversos.  

Translate »