Coronavirus: preocupan los graves síntomas a largo plazo que muestran algunos niños

Foto: Istock

A meses de haberse contagiado, varios infantes y adolescentes continúan mostrando una profunda fatiga que les impide continuar su vida con normalidad. Otros también manifiestan hinchazón, sarpullidos, dolores musculares y problemas respiratorios.

Pese a que desde comienzos de año se ha aprendido muchísimo sobre el nuevo Coronavirus, es una enfermedad sobre la que aún existen numerosas dudas y situaciones que desconciertan a los científicos y especialistas sanitarios.

Así, aunque la mayoría de los contagiados se recuperan tras unas semanas e inclusive transitan sus infecciones sin presentar ningún síntoma, existe un importante porcentaje de personas que sufren consecuencias gravísimas, que explican los cientos de miles de muertos alrededor del mundo, con Estados Unidos y Brasil como los dos países más perjudicados.

Sin embargo, hay otra característica cada vez más preocupante que se observa en numerosos recuperados de COVID-19: los síntomas a largo plazo, que se observan -una vez más- principalmente en adultos, pero algunos niños también se han visto afectados.

Entre estas consecuencias, se destacan fatiga, hinchazón, sarpullidos, dolores musculares y problemas respiratorios, lo que les impide a los niños y adolescentes retomar su vida normal pese a ya no tener Coronavirus en su cuerpo hace varios meses.

Lógicamente, esta situación pone en duda algo fundamental alrededor del mundo: el regreso a clases de modo presencial, una gran incógnita que ha comenzado a realizarse a través de pruebas piloto en algunos sitios, pero enfrenta su mayor desafío en todo el hemisferio norte en las próximas semanas debido al inicio del calendario escolar.

En Estados Unidos, el presidente Donald Trump -un firme defensor de la reactivación económica- ha luchado fervientemente porque las instituciones educativas vuelvan a tener actividad presencial, lo que ha generado fuertes críticas de muchísimos padres, docentes y también de parte de las propias escuelas y universidades, que buscan generar un sistema híbrido -como el que se implementará en Filadelfia para garantizar la salud de sus asistentes.

Inclusive, el propio presidente ha llegado a afirmar que los niños son “prácticamente inmunes” al COVID-19, lo que le generó una dura sanción por parte de Twitter y Facebook debido a que lo consideraron una “desinformación dañiña”.

Anteriormente, Trump también había intentado promover que los alumnos extranjeros que tuvieran educación exclusivamente en línea no pudieran permanecer en el país, en otro intento por promover la actividad presencial.

Sin embargo, fue obligado a dar marcha atrás debido al fuerte repudio que generó esa decisión, que incluyó una demanda de la Universidad de Harvard y el MIT y otra de 17 estados, debido a que esa determinación habría perjudicado a cientos de miles de estudiantes.

Translate »