Coronavirus: anticipan nuevas restricciones en Pensilvania

Foto: Governor Tom Wolf - Flickr

Se espera que el gobernador Wolf y la secretaria Levine promulguen algunas nuevas limitaciones debido al aumento sostenido de casos. Las empresas manifestaron su preocupación por la asfixiante situación económica.

El gobernador Tom Wolf y la secretaria de Salud de Pensilvania, Rachel Levine, anunciarían en las próximas horas nuevas restricciones debido al aumento sostenido de casos de COVID-19.

Ellos mismos lo anticiparon al inicio de esta semana, cuando el mandatario admitió que “en los próximos días” podría confirmar limitaciones en algunas actividades.

Aunque no especificó cuáles serían los sectores afectados, Wolf anticipó que bares y restaurantes estarían involucrados, ya que planteó que hay “que encontrar una manera de cerrar esos lugares para evitar que sean propagadores del virus”.

Este miércoles, el ejecutivo del condado de Allegheny, Rich Fitzgerald, admitió que el gobernador (un hombre cercano a él, que pertenece a su mismo signo político) podría brindar nuevos anuncios este mismo jueves.

Según el funcionario, los mismos no estarían orientados a “un cierre” generalizado, sino a “limitar ciertos números, actividades, tiempos de reunión y ese tipo de cosas”.

“Creo que el término ‘cierre’ es demasiado fuerte. Hemos aprendido a lo largo de esta pandemia que tenemos que aislar los sitios que fomentan comportamientos de riesgo o tienen el potencial para hacerlo”, manifestó.

De cualquier manera, Fitzgerald indicó que las decisiones se toman “con mucha angustia y dificultad”, porque son conscientes del “impacto que generan en la vida de las personas, desde los propios dueños hasta los empleados que trabajan en los negocios afectados”.

Justamente, los propietarios de las pequeñas empresas manifestaron su extrema preocupación por su asfixiante situación económica, que ha empeorado a medida que los contagios aumentan y podría agravarse aún más si se ordenan nuevas restricciones.

“Es horrible. Nos habíamos recuperado un poco, pero últimamente parece que la gente tiene miedo de salir, y los que ingresan no tienen dinero. La gente no puede pagar sus cuentas”, se lamentó ante Action News Taylor Waters, dueño de un restaurante en Filadelfia.

“Las ventas no han parado de caer desde un poco antes del Día de Acción de Gracias. La gente tiene mucho miedo de salir a la calle”, coincidió Nina Greberman, de la comunidad empresarial Ardmore Business Association.

Translate »