Confirman el triunfo de Biden en Arizona, un estado históricamente republicano

Foto: Gage Skidmore - Flickr

Es la primera vez en el siglo XXI que un demócrata triunfa allí. Según algunos especialistas, las burlas de Trump a John McCain, un referente republicano en el estado, podrían haber influido en el sorpresivo resultado. 

Este jueves por la noche se confirmó uno de los resultados más sorpresivos de las elecciones presidenciales: la victoria de Joe Biden ante Donald Trump en Arizona, un estado históricamente republicano.

Desde 1996 que los ciudadanos de esa región no elegían a un demócrata para la presidencia, cuando escogieron a Bill Clinton en lugar de Bob Dole. Antes de eso, el anterior demócrata electo fue Harry Truman, en 1948.

A lo largo del siglo XXI, siempre se inclinaron por los republicanos, inclusive durante la época dorada de Barack Obama y, claro está, en 2016, cuando Trump derrotó a Hillary Clinton.

La victoria, de todas formas, es muy ajustada. De hecho, solo las cadenas Fox News y AP se animaron a proyectar la victoria del presidente electo en ese estado durante la noche de la elección. El resto (NBC, CNN, CBS y The New York Times) lo hizo este jueves.

Los motivos para dudar eran válidos, ya que a lo largo de estos días la brecha entre ambos candidatos se fue achicando progresivamente. Anoche, cuando las cadenas proyectaron el triunfo, era de tan solo 11.000 votos, o sea, 0,3 puntos porcentuales.

Hace cuatro años, el presidente ganó ese estado por 3,5 puntos porcentuales, y todas las encuestadoras proyectaban que repita esa victoria en 2020. Sin embargo, con la victoria de Biden confirmada, algunos especialistas afirman que un motivo particular podría haber inclinado la balanza a su favor.

Uno de los mayores referentes republicanos de la historia de Arizona es John McCain, ex candidato presidencial en 2008, senador durante más de 30 años por el estado y prisionero de guerra durante seis años en la guerra de Vietnam.

Fallecido en 2018, McCain siempre se distinguió por abrirse de su partido en varios temas importantes como el control de armas y los derechos LGTBQ, lo que le valió el respeto de numerosos demócratas y ocasionó que su nombre se transforme en una figura respetada para todos dentro de su estado.

Durante los últimos años de su vida, McCain mantuvo durísimas críticas mutuas contra Trump. El presidente, inclusive, dijo que “no era un héroe de guerra, porque no debería haberse dejado capturar” por los vietnamitas del norte durante el combate.

Antes de morir hace dos años, McCain pidió especialmente que a su funeral asistan los expresidentes George W. Bush y el propio Obama, que fue su rival en 2008 pero con quien mantenía un profundo respeto. También solicitó que no asista Trump, quien se burló tras su fallecimiento: “Nunca fui un gran fan de él”, dijo.

De cara a las elecciones de este año, la viuda del exsenador, Cindy McCain -que también es profundamente respetada en el estado- anunció en septiembre que apoyaría a Joe Biden

“Mi esposo John vivía con un código: el país primero. Somos republicanos, sí, pero ante todo somos estadounidenses. Solo hay un candidato en esta carrera que defiende nuestros valores como nación, y él es Joe Biden”, afirmó.

Si bien la disputa de Trump con McCain no debería bastar para revertir totalmente una elección, es probable que este factor haya incidido en muchas personas. Por ello, algunos especialistas afirman que la victoria de Biden en Arizona se trata de “la venganza de John McCain”.

Translate »