Con una actuación estelar de Tom Brady, los Buccaneers aplastaron a los Chiefs en el Super Bowl y se consagraron campeones

Foto: AP

A sus 43 años, el mejor jugador de la historia del deporte fue decisivo para que los locales se impongan en Tampa Bay ante el equipo de Kansas City. The Weeknd brilló en el show de medio tiempo.

Viejo es el viento, y sigue soplando… El refrán le cabe perfecto a Tom Brady, el mejor jugador de la historia del fútbol americano, que fue -una vez más- la figura del Super Bowl LV, para que sus Tampa Bay Buccaneers se consagren campeones ante Kansas City Chiefs.

La victoria por 31-9 fue aplastante, porque los locales no le permitieron anotar ningún touchdown a sus rivales y sacaron una ventaja amplia antes del medio tiempo, que contó con un espectacular show de The Weeknd.

A sus 43 años, Brady se robó todas las miradas del partido, ya que fue decisivo en los tres touchdowns que consiguió la franquicia para jugar con tranquilidad el resto del juego. De esta manera, el quarterback consiguió su séptimo título (el único que tiene más de cinco) y fue electo el mejor jugador (MVP) del partido decisivo por quinta vez.

Foto: Reuters

Además, su actuación sirvió para dejar de lado las predicciones realizadas antes del juego, ya que la mayoría situaba a los Chiefs como favoritos y a su quarterback, Patrick Mahomes -una de las estrellas de la competencia- como eventual vencedor en el duelo ante Brady.

Sin embargo, Mahomes no tuvo una buena noche (prueba de ello es que los Chiefs no consiguieron anotar ningún touchdown) y, al igual que su equipo, se quedó con las ganas de revalidar el título que consiguió el año pasado, cuando fue consagrado MVP ante los 49ers. de San Francisco.

Además de lo ocurrido entre los deportistas, el evento también fue noticia por otras particularidades. Como suele ocurrir, otra situación que concentró la atención de los televidentes fue el show de medio tiempo, que estuvo a cargo del canadiense The Weeknd.

Foto: USA Today Sports

El concierto, de poco menos de 15 minutos de duración, repasó todos los éxitos del artista afroamericano, como “Starboy”, “The Hills”, “I can’t feel my face” y “I feeling coming”.

Más allá de la música, el recital impactó por su espectacular puesta en escena, que contó con la inédita inversión del mismo cantante, quien destinó 7 millones de dólares adicionales de su propio bolsillo para brindar “un show cinematográfico”, según trascendió.

El cierre de su show fue una muestra de ello, ya que con el conocidísimo hit “Blinding Lights” (una de las canciones del 2020) puso a bailar a cientos de actores disfrazados con luces en sus puños, quienes ocuparon la totalidad del campo de juego y realizaron una coreografía que impactó a los presentes.

Video: El País

Lamentablemente, debido a la pandemia solo 22.000 personas pudieron presenciar el evento dentro del estadio, de los cuales un tercio de ellas fueron trabajadores de la salud ya vacunados, quienes fueron especialmente invitados por la NFL para formar parte del partido y brindar un mensaje de concientización sobre la importancia de inocularse.

Ese mensaje fue reforzado por un discurso previo del presidente, Joe Biden, y su esposa Jill, quienes pidieron un minuto de silencio por los cientos de miles de fallecidos en el país debido al COVID-19 y solicitaron a la población que se vacune y cumpla las directivas sanitarias necesarias.

La propia NFL se involucró de lleno en el mismo mensaje del presidente, ya que habilitó su pronunciamiento dentro del evento, invitó especialmente a los trabajadores de la salud y también ofreció a sus estadios para que funcionen como centros de vacunación en el futuro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »