Con el voto decisivo de Kamala Harris, el Senado aprobó un nuevo paquete de ayuda de $1,9 billones

Foto: AP

Fue la primera votación en la cual se puso a prueba la nueva mayoría demócrata en la Cámara Alta. Como se introdujeron algunas modificaciones, el proyecto volvió para ser aprobado nuevamente en la Cámara de Representantes.

El Senado aprobó este viernes por la mañana un nuevo paquete de ayuda para la pandemia, que consistirá en una asistencia de 1,9 billones de dólares, la cual había sido propuesta por el presidente Joe Biden durante su primera semana de mandato.

Para la aprobación de esta iniciativa fue necesario el voto de desempate de la vicepresidenta Kamala Harris, ya que la votación inicial había finalizado igualada 50-50 entre demócratas y republicanos.

De esta forma, fue la primera vez que debió ponerse en juego la nueva mayoría conseguida por el oficialismo, que deberá pugnar durante el actual período legislativo con no tener ninguna sorpresa dentro de las filas propias para poder vencer con el voto de Harris.

Debido a que el proyecto recibió algunas modificaciones en la Cámara Alta, el mismo no se convirtió en ley, sino que volvió para un nuevo tratamiento en la Cámara de Representantes, donde los demócratas deberían aprobarlo sin problemas ya que tienen una mayoría más amplia.

De esta manera, todo hace indicar que los demócratas -y el flamante presidente- conseguirán dar un primer paso importante en su renovada gestión, con un nuevo pago de estímulo de $1.400, un seguro de desempleo semanal de $400 y un aumento del salario mínimo a $15 la hora.

Además de estos beneficios que irían directamente al bolsillo de los ciudadanos, el paquete también sería celebrado por los gobiernos estatales y locales, que recibirían una suma cercana a los $350 mil millones.

De todas formas, lo aprobado por el Senado este viernes no ahonda sobre estos detalles propuestos por Biden, sino que simplemente autoriza una asistencia general de $1,9 billones.

Por ende, una vez que la Cámara Baja dé el visto bueno para esta ayuda, podría haber modificaciones en la propuesta del presidente, lo que generaría un nuevo debate en el Capitolio.

Por todo esto, desde las filas demócratas se festejó la votación, pero su líder, Charles Schumer, destacó que tan solo se trata de “un primer paso”, aunque valoró que fue “un avance gigantesco” que permite “seguir trabajando”.

Con suerte, luego de que se apruebe en la Cámara, volveremos a discutirlo en el Senado y podremos ponerlo en el escritorio del presidente”, celebró.

Translate »