Con capacidad limitada, Machu Picchu reabrirá sus puertas el próximo 1 de julio

Foto: Istock

Una de las principales atracciones turísticas del mundo anunció que volverá a funcionar con un máximo de 675 visitantes al día. La ciudadela inca se encontraba fuera de funcionamiento desde el 16 de marzo debido al Coronavirus.

La ciudadela inca de Machu Picchu anunció que reabrirá sus puertas al turismo el próximo 1 de julio, tras un parate que lleva casi dos meses debido al Coronavirus.

El cierre de la atracción turística se llevó a cabo el 16 de marzo porque el brote de la enfermedad comenzaba a expandirse por Perú, que en la actualidad es uno de los países más afectados del mundo por COVID-19, ya que ocupa el octavo lugar del planeta en cantidad de contagios (220.749) y el 14vo. en muertes (6.308).

Pese a ello, el sitio más emblemático del país andino decidió reabrir sus puertas, aunque por el momento solo será para turistas nacionales (ya que Perú tiene sus fronteras cerradas) y con una capacidad limitada de 675 personas.

Lejos quedará el número de 5 mil turistas que usualmente solían visitar diariamente el parque, por lo que quienes decidan visitar el próximo mes el emblemático lugar podrán disfrutar de un silencio poco usual en el sitio histórico.

Sin embargo, habrá restricciones estrictas para quienes decidan viajar a la ciudadela: por cada uno de los cuatro recorridos que se establecerán para transitar dentro solo podrá haber 75 personas, que tendrán permitido caminar por las ruinas durante solo una hora y 20 minutos.

Hasta antes del cierre estaba estipulado que quienes pagaban su ticket diario podían permanecer durante media jornada sin restricciones. Inclusive, hasta hace pocos años se podía estar dentro durante todo el día y recorrer las distintas atracciones extras (Huayna Picchu, Montaña de Machu Picchu) abonando un valor adicional.

Con la reapertura del emblema arquitectónico de los incas también quedará habilitado el transporte interprovincial en el país, que actualmente se encuentra prohibido para evitar que el virus circule y se mantenga el distanciamiento social.

Con esta medida, el gobierno peruano busca reactivar el turismo, una de las principales actividades económicas de la nación, que actualmente se encuentra en profunda crisis y ha perdido más de 400 mil empleos en el área desde que comenzó la pandemia.

Translate »