¿Cómo se vislumbra el mapa político en Pensilvania después de perder un escaño en el Congreso?

Foto: www.attorneygeneral.gov

Luego de publicarse los resultados del Censo 2020, la representación legislativa del estado tendrá un asiento menos a partir de las elecciones del 2022, lo cual iniciará un proceso de redistribución de distritos y definirá las cuotas de poder.

Los resultados del Censo 2020 le quitaron a Pensilvania un escaño en la Cámara de Representantes para 2023 y tendrá un voto electoral menos en las próximas elecciones presidenciales. Se trata de un hecho que marcará la batalla política entre demócratas y republicanos para conservar los diversos distritos electorales.

En este contexto, Fernando Treviño, director en Pensilvania del Comité Nacional de Redistribución de Distritos Democráticos (NDRC), consideró que debido a la pérdida de población durante la última década “el distrito 15 del Congreso en el oeste de Pensilvania debería ser eliminado”.

El especialista recordó que el mapa del Congreso en la década pasada fue dibujado por los republicanos en la legislatura -al conseguir 13 de los 18 distritos- y se consideró “uno de los más notoriamente manipulados en el país”. Sin embargo, la Corte Suprema de Pensilvania intervino en aquel entonces y anuló esa configuración.

En ese sentido, Treviño aseguró que el NDRC hará lo que esté a su alcance para garantizar que haya un proceso justo y transparente que dé como resultado un mapa en los que ambas partes tengan que competir para ganar el apoyo de los votantes.

Algunos analistas señalan que, debido a la pérdida de población durante la última década en las regiones central, norte y suroeste de Pensilvania, el escaño del Congreso que desaparezca debería ser el de la parte occidental del estado, para así minimizar el impacto en otros distritos.

Por esta razón se vuelve tan importante la definición de los distritos electorales, ya que ese “mapa” definirá el desarrollo de la política local y nacional en la próxima década. 

El desafío que plantea este nuevo cambio político sería garantizar una redistribución de distritos más abierta y transparente que dé fin al fenómeno del “gerrymandering”, una práctica con la que cada partido busca alcanzar el máximo posible de distritos para controlar escaños en la Cámara de Representantes, donde se aprueban y rechazan las leyes.

Además, cada partido intenta optimizar sus propios resultados y minimizar los del adversario, agrupando zonas en las que se concentre el voto a favor de su partido y dispersando el voto del partido contrario en varios distritos.

Translate »