Comercios de Filadelfia se preparan para la “fase amarilla”

Foto: Tripadvisor

La ciudad pasará a una nueva etapa el 5 de junio y se prevén cambios favorables para la economía de comerciantes, centros de cuidado infantil y campamentos de día. 

Tras el anuncio del gobernador de Pensilvania, Tom Wolf, de que Filadelfia avanzará a la fase amarilla de apertura el próximo 5 de junio, algunos comercios minoristas, oficinas y pequeñas fábricas podrán volver a funcionar -bajo ciertas restricciones-, mientras se continúa en busca de “la nueva normalidad”.

A partir de la fecha impuesta por Wolf, la ciudad comenzará a levantar algunas limitaciones en las tiendas y significa un respiro para uno de los grupos más afectados económicamente por la pandemia. Se trata de un gran alivio para dueños y trabajadores de negocios, que incluye también a centros de cuidado infantil y campamentos de día.

En el rubro gastronómico, se permitirá la vuelta de los foodtrucks y la modalidad de entrega presencial en bares y restaurantes. Si bien el servicio de cubiertos seguirá sin funcionar, los negocios de comida podrán recibir a sus clientes en la medida en que estos mantengan el distanciamiento social, utilicen cobertores faciales y las filas no superen las 10 personas.

A poco más de una semana de la siguiente fase, las autoridades evalúan la posibilidad de que los ciudadanos puedan volver a disfrutar el servicio de comidas al aire libre. Por el momento, permanecerán cerrados los salones de estética, casinos, gimnasios, peluquerías, teatros y demás lugares de esparcimiento similares.

Translate »