Clausuran una fiesta en Newark por violar los protocolos de COVID-19

Foto: Fallon Michael - Unsplash

«Es increíblemente irresponsable», señaló el gobernador Murphy en su sesión informativa habitual sobre el Coronavirus, donde anunció 2.745 nuevos contagios y 21 muertes adicionales. Se trata del segundo evento que se suspende en Nueva Jersey este mes. 

Según los informes oficiales, dos mujeres fueron arrestadas después de que la policía de Newark, irrumpiera en un bar ilegal repleto con 200 personas en medio de las restricciones derivadas por la pandemia.

Denisse Tinizaray, de 26 años, y Katherine Tinizaray, de 28, ambas de la ciudad mencionada, fueron acusadas de organizar un establecimiento ilegal de licores, posesión ilícita de alcohol y venta de productos no autorizados.

El jefe de seguridad pública, Anthony Ambrose, informó que los detectives del Vice Task Force llegaron a una gran fiesta en Libella Court a la medianoche, donde se vendían bebidas detrás de un bar improvisado. Las dos detenidas no pudieron presentar documentos que demostraran que tenían una licencia para vender alcohol.

Al respecto, el gobernador Phil Murphy dijo el lunes que era «increíblemente irresponsable» que más de 200 personas se reúnan dentro de un bar clandestino y añadió que “no es un buen conjunto de hechos”, en relación a la gran cantidad de asistentes que desafiaron sus órdenes ejecutivas.

Según las normativas vigentes, las reuniones en interiores están limitadas a 10 personas. Por su parte, los bares y restaurantes que ofrecen comidas en espacios techados tienen la obligación de permanecer cerrados todos los días desde las 10 p.m.

No es la primera vez que se suspende un evento de este tipo: recientemente, el 14 de diciembre, los oficiales de Trenton demoraron a un residente tras reportarse quejas por parte de los vecinos. Encontraron a 45 personas dentro de la casa, en la cual el anfitrión estaba cobrando $5 por cerveza, a la vez que la policía confiscó $942 en efectivo y 82 envases con cocaína.

Translate »