Cinco senadores republicanos manifestaron que no acudirán a la convención del partido en Florida

Foto: Senador Chuck Grassley / Flickr

Los legisladores argumentaron varias razones para no asistir al acto de campaña más importante del presidente Donald Trump de cara a la carrera electoral de noviembre.

Aunque falta más de un mes para la celebración de la Convención Republicana en Jacksonville, Florida, que está pautada del 24 al 27 de agosto, cinco legisladores de la tolda política del presidente Donald Trump han manifestado que no asistirán al evento argumentando distintas razones.

“No voy a ir. Y no voy a ir debido a la situación del virus”, declaró a los medios de prensa nacionales el senador de Iowa, Chuck Grassley. Será la primera vez en 40 años que el funcionario público, de 86 años de edad, no se presente a una cita de estas características. 

Por su parte, el legislador de Tennessee, Lamar Alexander, justificó su futura inasistencia al evento porque “cree que los puestos de delegados deberían reservarse para aquellos que no han tenido ese privilegio antes como él lo ha tenido”.

Mientras que la senadora Lisa Murkowski, de Alaska, se expresó a través de un portavoz y dejó saber que “no planea asistir”. También confirmó que usualmente toma su receso en el Senado para esa fecha de agosto, además de reconocer que tampoco asistió a la última convención.

De la misma manera, un vocero de Mitt Romney, de Utah, declaró a NBC News que el senador no asistirá al evento, aunque no tuvo intenciones de justificar la razón. Tampoco acudió al acto realizado en 2016.

Ante el aumento acelerado de casos por COVID-19 que se viene dando en Florida, que lo ubica como epicentro de la pandemia en Estados Unidos, amenaza el desarrollo de la actividad y es posible que deba replantearse el evento que espera congregar a una gran cantidad de personas.

En ese sentido, Jon Cooper, quien pertenece al equipo de campaña de Joe Biden, se refirió a la situación a través de su cuenta de Twitter: “La convención Nacional Republicana programada para celebrarse en Jacksonville el próximo mes puede tener que ser reubicada o incluso cancelada, debido al número récord de casos de Coronavirus en Florida”.

Translate »