China amenaza a Australia con un boicot si el país oceánico persiste en investigar el origen del Coronavirus

El embajador chino en Australia alertó sobre las posibles consecuencias comerciales que podría traer el proceso de investigación iniciado alrededor del COVID-19.

China, que venía criticando la intención australiana de investigar el origen del COVID-19 y que no termina de explicar su oscuro manejo de la información acerca de la pandemia, ahora amenaza con boicotear el consumo de productos australianos, de acuerdo a lo declarado por el embajador chino en Australia, Cheng Jingye. 

El embajador Cheng, muy abiertamente, ha alertado que la insistencia por parte del país oceanico en “interrogar” a China sobre el orígen del virus podría traerle graves consecuencias la economía del país. “La sociedad china está frustrada y se siente decepcionada por lo que está haciendo Australia”, sentenció. “Si esto se sigue agravandor, la gente va a plantearse si vale la pena acudir a un país que no es tan amigable con China como parece”, expresó el embajador antes de advertir de que los turistas quizá piensen dos veces antes de visitar oceanía.

La declaración se dió en el marco de una entrevista que llevó a cabo el diario “The Australian Financial Review”, en donde el embajador señaló que todo dependerá de la decisión de las personas. Cheng relaizó estas declaraciones luego de que el primer ministro australiano, Scott Morrison, apoyara la idea de abrir una investigación de forma independiente a nivel internacional para dar con el verdadero origen o causa de el COVID-19.

La ministra de exterior de Australia, Marise Payne, declaró que no es momento de amenazas, sino de ayuda y cooperación a nivel mundial, pero que el gobierno rechaza  “cualquier sugerencia de coerción económica, la cual considera una respuesta inapropiada cuando lo que se necesita es una cooperación global”.

Translate »