Cerca de 30 millones de personas reportaron falta de comida en la última semana en Estados Unidos

Foto: John Minchillo - AP

La escasez de alimentos continúa en aumento en el país y alcanzó su techo en los últimos días. Se trata de la cifra más alta desde que comenzó la pandemia del Coronavirus.

Pese a que el sector productivo parece reactivarse en algunos estados, las estadísticas del gobierno de Donald Trump muestran una importante escasez de alimentos que se traduce en más de 29 millones de ciudadanos mayores de edad que no alcanzaron a cubrir la cuota de comida en sus hogares. 

De acuerdo con la Encuesta de Pulso de los Hogares, los residentes que declararon no llegar a cubrir los gastos alimentarios pasó de 10,8% a 12,1% esta última semana y, si bien la estadística presenta un margen de error del 0,5%, en números significa un total de 29.284.583 mayores de edad que viven en el país. 

La situación económica es aún más complicados si nos trasladamos a la población hispana que reside en Estados Unidos. Según el Instituto de Política Migratoria del país, los índices de desempleo subieron estrepitosamente con la llegada de la pandemia; pasaron de un 4,4% en febrero hasta alcanzar un 13,5% en junio. 

A su vez, los encuestados latinos y afroamericanos fueron los grupos con mayores dificultades para lograr paliar la situación, con números que oscilan entre un 19 y un 20%, claramente por debajo de los números de estadounidenses blancos que presentaron un 7%.

Los indicadores de escasez de alimentos y desempleo se suman a graves problemas financieros que imposibilitan a la población a afrontar gastos esenciales, tales como el alquiler de sus viviendas o las hipotecas.

En este sentido, la encuesta del Gobierno informó que un 26,4% de las personas incumplió estos gastos en el último mes o bien dijeron estar seguros de que no podrían afrontar ese compromiso al momento del próximo vencimiento. Con respecto a abril, los datos se ubican dos puntos por encima y muestran la dificultad de la población para sostener un hogar.

Esta situación varía dependiendo la realidad de cada estado, lo que ubica a Nueva York y Nueva Jersey entre los lugares más afectados, solo por detrás de California, con indicadores que alcanzan el 20% en regiones como San Bernardino, Riverside y Ontario, y del estado de Texas, que presenta índices de escasez de alimentos del 19,9% en algunas ciudades. 

Los datos fueron recopilados por el Gobierno federal para evaluar el impacto de la pandemia a nivel nacional. Ahora estará en manos del Congreso definir cómo ayudar a estas personas que están siendo afectadas económicamente por la pandemia, a solo un día de que finalice el periodo pactado para brindar los beneficios semanales adicionales de desempleo por un monto de 600 dólares.

Translate »