CEPAL pronostica aumento del desempleo y la pobreza en el Caribe

El Organismo internacional estima que la crisis generada por el conoravirus en el ámbito económico, aumentará los índices de pobreza, el desempleo  y la indigencia en Caribe.

 “La falta de acceso a la liquidez constituye un obstáculo para hacer frente con éxito a los efectos de la pandemia y apoyar los esfuerzos de recuperación de los países de ingresos medios del Caribe”, anunció este martes, Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

Durante una reunión virtual con los ministros de Hacienda del Caribe para compartir experiencias sobre respuestas fiscales a la crisis generada por la pandemia del COVID-19, Bárcena destacó que la asistencia prestada por instituciones financieras internacionales y organismos de desarrollo no está a la altura de las necesidades para luchar contra los efectos de la pandemia, al considerar que “las economías del  Caribe tienen los índices de deuda más altos del mundo”.

Ante este escenario de los países con menos recursos, la funcionaria, por medio de su cuenta en Twitter, @aliciabarcena, advirtió que los líderes del G-20 deben apoyar a las organizaciones multilaterales para que ofrezcan tasas de interés favorables y ayuden a aliviar la deuda a las naciones más endeudadas. “No habrá progreso sin cooperación y solidaridad internacional”, subrayó.

De acuerdo con la secretaria ejecutiva, la crisis del COVID-19 traerá desafíos internos para los países del Caribe como: la pérdida de rentas e ingresos, caída en las inversiones,  quiebra de pequeñas empresas y daños al sistema financiero. En cuanto a los efectos externos, enumeró el cierre de los vuelos y cruceros que están causando pérdidas en el sector turístico, contracción de precios en los productos básicos, así como en las grandes economías y las remesas.

La CEPAL señala que sólo los países que tienen espacio fiscal y amortiguación externa podrán salir de esta crisis con una mejor perspectiva, debido a que la interrupción en el transporte y las restricciones en la disponibilidad de divisas será un desafío para los países de América.

Ante las dificultades que deben enfrentar  los países de la región para afrontar la crisis, el organismo multilateral detalla que las naciones están gastando entre 1% y 4% del PIB para hacer frente a la pandemia y se han centrado en paquetes fiscales limitados como programas de seguridad social y apoyo a las PYMES.

Translate »