Calles y parques de Nueva York se convertirán en aulas al aire libre mientras los padres se preocupan por el incremento de tiroteos en espacios públicos

Foto: Klaus Vedfelt

La medida, que fue anunciada por el alcalde de Nueva York Bill de Blasio para evitar la propagación del COVID-19 dentro de las aulas, ha despertado la incertidumbre de las partes involucradas por el aumento de la violencia armada

A pocos días de iniciar el retorno a clases este otoño en Nueva York, diferentes grupos de padres han manifestado su preocupación en torno a la medida que anunció el alcalde de la ciudad, Bill de Blasio, para permitir que las calles y parques de la Gran Manzana puedan ser utilizados como espacios de enseñanza en medio de la pandemia.

Cuando De Blasio anunció la iniciativa escolar, dijo que quería “dar a las escuelas la opción de hacer todo lo que puedan al aire libre” y la decisión dependería “de cada director”. Asimismo, resaltó que “eso abrirá muchas oportunidades maravillosas para los niños y para nuestros educadores”.

Sin embargo, la medida no fue muy bien aceptada por el sindicato que representa la escuelas de la ciudad por no haberles dado tiempo suficiente para presentar sus propuestas.

“La guía sobre el aprendizaje al aire libre también carece de detalles, lo que genera serias preocupaciones sobre la seguridad”, dijo en un comunicado el presidente del Consejo de Supervisores y Administradores Escolares, Mark Cannizzaro.

Los reportes del Departamento de Policía de Nueva York revelan que  hasta julio, se registraron 66 tiroteos en el horario de 7 am y 7 pm, mientras que para la misma fecha el año pasado, la incidencia fue de solo 22 eventos. Asimismo, las víctimas fatales durante el mes de agosto hasta el día 25 llegaron a 51, una cifra que supera en 50% las muertes por arma de fuego el año pasado para esta época.

Esta situación de riesgo a la que pueden exponerse los pequeños de camino a las escuelas o mientras estén recibiendo algún tipo de instrucción al aire libre, ha despertado el nerviosismo de los padres ante una situación de peligro inesperada que pudiera ocurrir en medio de las calles que se han tornado más violentas.

“Tenemos escuelas en áreas donde hay personas sin hogar, un aumento en los tiroteos y pandilleros que gobiernan las calles”, manifestó Greg Floyd, presidente del Local 237 de Teamsters.

Translate »