California demanda a Uber y Lyft por no cumplir con leyes laborales

Oct 10, 2019 Mountain View / CA / USA - Toyota Prius Hybrid vehicle offering rides for UBER and LYFT in San Francisco Bay Area

Las empresas de transporte de pasajeros tienen a sus conductores como contratistas, no como empleados.

El estado de California está demandando a las empresas Uber y Lyft por clasificar a sus conductores como contratistas, en lugar de empleados. La demanda es la primera acción importante derivada de una nueva ley destinada a brindarles a los trabajadores más protecciones laborales, incluido el acceso al seguro de salud patrocinado por el empleador.

“Uber y Lyft afirman que sus conductores no están involucrados en la misión principal de la compañía y, por lo tanto, califican para los beneficios”, dijo Xavier Becerra, fiscal general del estado, en una conferencia de prensa el martes. “Si los conductores en California contraen el coronavirus o si pierden su trabajo como resultado, ¿adivinen qué? Ellos son los que desaparecen”, resaltó el fiscal.

Becerra dijo que las compañías también están perjudicando a los contribuyentes al clasificar a los conductores como contratistas . Las compañías no pagan “cientos de millones de dólares en obligaciones netas de seguridad social” o impuestos estatales sobre la nómina, detalló.

La demanda intensifica una batalla en curso sobre cómo las empresas en la llamada economía del concierto tratan a los trabajadores que hacen posible sus servicios. La pandemia de Coronavirus ha puesto a los trabajadores en el centro de atención y ha exacerbado la precariedad de sus empleos.

Clasificar a los conductores como contratistas les ahorra mucho dinero a Uber y Lyft porque no brindan beneficios como cobertura de salud a los contratistas, ni pagan a los sistemas estatales de seguro de desempleo. Las compañías dicen que el modelo de negocio beneficia a los conductores al darles la flexibilidad para trabajar cuando lo deseen.

Por su parte, la empresa Uber salió en defensa coorporativa de su sector: “En un momento en que la economía de California está en crisis con cuatro millones de personas sin trabajo, necesitamos hacer que sea más fácil, no más difícil, que las personas comiencen a ganar dinero rápidamente”, dijo la compañía.

La otra empresa directamente involucrada, Lyft, optó por el camino del diálogo, expresando que se encuentran “ansiosos por trabajar con el Procurador General y los alcaldes de todo el estado para brindar todos los beneficios de la economía innovadora de California a la mayor cantidad de trabajadoress posibles.

Translate »