Cadenas de cines demandan al gobernador de Nueva Jersey por no poder funcionar

Foto: Business Wire

Los propietarios de las salas de cine del estado acusaron al gobernador Phil Murphy por atentar contra la libertad de expresión y la igualdad de protección de comercios. 

Las cadenas de cines del estado demandaron al gobernador de Nueva Jersey, Phil Murphy, por prohibir la reapertura de estos espacios mientras que las casas de culto y otros lugares públicos volvieron a funcionar al momento en que el estado elevó la capacidad de reuniones al aire libre a 500 personas.

La solicitud fue presentada en el tribunal federal de Trenton por grandes empresas como AMC, Cinemark y Regal, que apuestan por el camino judicial para lograr que vuelvan a habilitar estos espacios, aún dispuestos a acatar las recomendaciones establecidas por el Estado para evitar la propagación del virus. 

La demanda al gobernador tiene como sustento legal la privación de la libertad de expresión que representa la actual orden estatal, que imposibilita el funcionamiento de los cines. Los demandantes entienden la decisión del Gobierno como una “incoherencia”, ya que estos lugares también son considerados “culturales”. 

Cabe aclarar que el gobernador Phil Murphy dio luz verde al reinicio de distintas reuniones en interiores, con la reapertura de espacios equivalentes como museos, acuarios, clubes sociales y bibliotecas, en la medida en que exijan el uso de cobertores faciales y se encarguen de mantener el distanciamiento social dentro de los establecimientos. 

El motivo de que los cines permanezcan cerrados es justificado por la posibilidad de los residentes de seguir viendo sus películas de manera virtual. “En lugar de abordar estas propuestas integrales de seguridad de manera significativa, los demandados han optado por seguir discriminando a las salas de cine y exigir su cierre”, expresa el escrito judicial. 

Si bien todavía no han recibido respuestas por parte del gobierno estatal, las empresas esperan una nueva consideración de la situación, después de que presentaran un plan en detalle de cómo podrían garantizar la seguridad de empleados y espectadores en las salas de cine.

Translate »