Bob Casey, senador de Pensilvania, criticó el uso de la “fuerza excesiva” de la Policía de Allentown

Foto: casey.senate.gov

El parlamentario se refirió al video que se viralizó el pasado sábado, en el cual un grupo de agentes detuvo violentamente a un afroamericano frente a un hospital. “Es un claro ejemplo de la fuerza excesiva”, opinó el demócrata.

El senador por el estado de Pensilvania, Bob Casey, criticó el uso de “la fuerza excesiva” por parte de la Policía de Allentown el pasado sábado, cuando detuvo a un afroamericano al frente del Hospital del Sagrado Corazón de San Lucas.

El video del momento se viralizó y obligó a una aclaración del jefe de la fuerza, Glenn Granitz, quien defendió el accionar de sus oficiales y difundió el video completo de la escena, aunque aseguró que se llevaría a cabo una investigación profunda para comprobar que no se hubiera incurrido en uso excesivo de la fuerza.

Justamente esa fue la denuncia de parte del parlamentario demócrata, quien pidió a la ciudad de Allentown que “tome medidas para que los oficiales involucrados sean totalmente responsables”.

“Hemos visto estos casos de abuso con demasiada frecuencia. Necesitamos una reforma para cambiar las prácticas policiales y erradicar el racismo en nuestro sistema de justicia penal”, manifestó Casey, en un comunicado difundido por el sitio lehighvalleylive.com

A inicios de julio, Allentown ya había aprobado una nueva política de uso de la fuerza en su Policía, en la cual se prohíben los estrangulamientos y técnicas contra el cuello, algo que uno de los oficiales -cuyo nombre no trascendió- realizó contra el afroamericano, del que también se desconoce su identidad.

Por ello, la demanda de Casey apunta a cumplir con esa normativa, debido a que en su opinión “el video es inquietante” y constituye “un claro ejemplo de fuerza excesiva por parte de la Policía”.

Además de obligar al jefe de Policía a manifestarse, el violento episodio del pasado sábado motivó dos masivas movilizaciones por parte del movimiento #BlackLivesMatter en la ciudad, que ocurrieron el mismo sábado y el lunes siguiente.

Ésta última contó con una amplia cobertura por parte de Latino News Network, con videos, fotos y testimonios recogidos en el sitio de la movilización, que contó con alrededor de 500 personas bajo el slogan “No estamos preguntando, estamos demandando”.

Translate »