Bill Gates pone en duda la seguridad de las vacunas contra el Coronavirus: “Algunas saldrán sin la revisión completa”

Foto: AP

El fundador de Microsoft -que a través de su fundación financia la producción de 7 vacunas- opinó que “en algún lugar del mundo” podría ocurrir que no se cumplan los protocolos correspondientes. “Probablemente necesitemos tres o cuatro meses solo para analizar los efectos secundarios de la fase 3”, advirtió.

El fundador de Microsoft y uno de los hombres más ricos del mundo, Bill Gates, puso en duda la seguridad de algunas vacunas contra el Coronavirus, ya que según él podrían salir al mercado “sin la revisión completa”.

Pese a que sostuvo que eso podría ocurrir “en algún lugar del mundo”, el magnate estadounidense había mencionado en la frase anterior a “Rusia y China”, de las cuales destacó la “velocidad” con la cual venían trabajando en su producción a gran escala para lograr la inmunidad contra el COVID-19.

De hecho, el país presidido por Vladimir Putin anunció este sábado que registrará su propia vacuna el próximo miércoles 12. Además, informó que la producción a escala global de la misma comenzará en septiembre y su aplicación en octubre, tiempos mucho más veloces que los que prevén otras farmacéuticas que también están en la primera fila de la carrera.

Por todo esto, Gates -que preside junto a su esposa la Fundación Bill y Melisa Gates, la cual financia la producción de 7 vacunas a lo largo del mundo- advirtió que los tiempos no deberían ser tan rápidos, ya que “probablemente se necesiten tres o cuatro meses sólo para analizar los efectos secundarios de la fase 3”, en la cual se encuentran los proyectos más avanzados.

“Esta etapa permitirá descubrir si hay algún efecto secundario. Además, nos llevará un tiempo averiguar la duración de la protección y la eficacia en los ancianos, aunque creemos que será bastante buena”, pronosticó.

Pese a estas aclaraciones, Gates se mostró optimista en poder controlar el COVID-19 en el mediano plazo, aunque marcó una distinción que ya había señalado en otra oportunidad: “Para el mundo rico, deberíamos ser capaces de acabar con esto para finales de 2021, y para el mundo en general para finales de 2022”.

En otro fragmento de la entrevista que mantuvo con el sitio Wired, el multimillonario criticó con dureza el manejo de la pandemia por parte de Donald Trump, a quien acusó de comandar “el único país del mundo en el que se tira dinero a la basura en testeos de coronavirus”.

“La mayoría de las pruebas de coronavirus en EEUU son un desperdicio y una completa basura. El Estado paga todos los tests por igual, y eso quiere decir que no importa que demoren los resultados”, criticó, en referencia a que la falta de confirmación de una prueba colabora a que esa persona pueda seguir propagando el virus.

“Es necesario cambiar el sistema de reembolso y que se pague un poco más por resultados dentro de las 24 horas, tarifa normal por 48 horas, y no se pague nada si tarda más de 48 horas”, opinó.

Translate »