Bill de Blasio: “Necesitamos que nuestros trabajadores de la salud estén vacunados”

Foto: @NYCHealthSystem Twitter

La máxima autoridad neoyorquina estableció que el personal de salud de la ciudad deberá vacunarse o presentar pruebas de COVID-19 negativas de manera semanal. La intención es frenar el avance de la variante Delta.

El Alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, dictaminó que los trabajadores de la salud de la ciudad deberán inmunizarse contra el Coronavirus para poder realizar sus labores. En su defecto, podrán presentar una prueba semanal de PCR negativo.

“A partir de agosto, todo personal y trabajadores clínicos deberán mostrar prueba de una vacuna COVID-19 o un testeo negativo semanal”, expresó el Alcalde.

En este sentido, el titular del poder ejecutivo local aseguró que es una realidad que preocupa a nivel nacional: “Tenemos 22 millones de trabajadores de la salud en los Estados Unidos y solo alrededor del 50% están vacunados”.

Las razones: “Con la variante Delta no se puede perder el tiempo”

La ciudad cuenta con 600.000 trabajadores sanitarios, y según algunos relevamientos, el porcentaje que ha recibido al menos una dosis rondaría el 70%.

El principal motivo por el cual las autoridades buscan implementar este tipo de medidas, es la variante Delta, que continúa expandiéndose a lo largo del país. Es por esto que De Blasio dejó clara su postura: “Lo que marcará la diferencia es la vacuna”. 

Consultado por un posible retorno del uso de mascarillas, el alcalde manifestó que “lo que detiene la variante Delta, lo que cambia el rumbo y salva vidas, es la vacuna. La máscara ayuda, pero no hay garantía con una máscara”.

Por otra parte, la autoridad de Nueva York aseguró que se debe seguir trabajando para que la población confíe en las vacunas, ya que adujo que uno de los motivos del incumplimiento de objetivos de inmunización ha sido “la desinformación”

Por último, De Blasio manifestó que no hay ninguna intención en que el retorno a clases sea de manera virtual: “A los niños pudimos mantenerlos muy seguros, incluso cuando no teníamos vacunas. Ahora tenemos casi 10 millones de dosis de vacunación en la ciudad, sabemos que podemos mantenerlos a salvo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »