Biden y Harris se harán regularmente pruebas contra el COVID-19

Foto: CITP

La justificación de la campaña demócrata es que ambos deberán tener una vida más activa, con viajes y encuentros que los podrían poner en riesgo. Todo el equipo que los acompañe también se someterá a testeos con frecuencia.

Joe Biden y Kamala Harris, los integrantes de la fórmula presidencial del Partido Demócrata, se someterán regularmente a testeos contra el COVID-19, según informó este lunes el equipo de campaña de los candidatos.

Justamente, los miembros de este equipo que acompañará frecuentemente a los postulantes presidenciales también deberá realizar pruebas periódicas contra el Coronavirus, para evitar posibles infecciones en el binomio demócrata.

La justificación que alegó la campaña en un comunicado es que tanto Biden como Harris deberán viajar más frecuentemente y mantener encuentros con más personas de lo habitual hasta noviembre, tanto juntos como por separado.

Esta vida más activa generará un cambio en la retórica demócrata, debido a que Biden ha afirmado una y otra vez que hace varios meses no se realizaba pruebas contra el Coronavirus ya que “ha puesto en práctica los protocolos más estrictos”, según justificó en reiteradas oportunidades su subdirectora de campaña, Kate Bedingfield.

El domingo, sin ir más lejos, Bedingfield fue consultada al respecto y aseguró que Biden “no ha tenido el virus”; sin embargo, no aclaró cómo lo sabía si nunca se había realizado una prueba, ya que es de público conocimiento que se puede tener el virus sin presentar ningún síntoma.

Sin embargo, los asesores del exvicepresidente ya han empezado a modificar su estrategia discursiva. Una muestra se dio luego del anuncio de este lunes, cuando el vocero de Biden, Andrew Bates, destacó que las pruebas frecuentes a las que se someterá la fórmula demócrata constituyen “otro paso que demuestra el compromiso de Joe Biden y Kamala Harris de dar cuenta de la catastrófica mala gestión de Trump durante la peor crisis de salud pública en 100 años”.

“Durante toda la pandemia, Joe Biden ha fomentado el comportamiento responsable para mantener a los estadounidenses seguros”, justificó Bates, que agregó que el exvicepresidente ha propuesto “una estrategia nacional para derrotar a esta pandemia”, algo que “Donald Trump aún no ha proporcionado”.

Curiosamente, con esta decisión Biden y Trump coinciden en algo que los había diferenciado desde un inicio: su tratamiento y exposición individual ante la pandemia.

 Mientras el exvicepresidente había elegido utilizar siempre el barbijo pero no realizarse las pruebas, Trump se mostró en reiteradas oportunidades sin mascarilla -algo que repitió este lunes en la Convención Republicana– aunque afirma someterse con regularidad a testeos contra el COVID-19, algo que Biden comenzará a imitar a partir de ahora.

Translate »