Biden visitó Pensilvania y pidió que el segundo debate presidencial no se realice si Trump continúa con COVID-19

Foto: The New York Times

El ex vicepresidente estuvo en Gettysburg, un sitio emblemático de la Guerra Civil. El presidente, por su parte, manifestó su intención de participar en el debate, al igual que el resto de su equipo, aunque la fecha aparece muy próxima en el calendario.

El candidato a presidente por el Partido Demócrata, Joe Biden, solicitó que el segundo debate presidencial que debe mantener ante Donald Trump no se lleve a cabo si el jefe de Estado continúa dando positivo de COVID-19.

Pese a que Trump ya muestra evidentes signos de mejoría -que lo llevaron a abandonar el Hospital Walter Reed, donde permaneció internado varios días- y actualmente está trabajando desde la Casa Blanca, por el momento no se encuentra totalmente recuperado y su presencia el próximo miércoles en Miami es una incógnita.

El republicano y su entorno han manifestado en varias oportunidades su intención de participar, pero es probable que por más voluntad que tengan, ni siquiera reciban una autorización sanitaria para viajar hacia Florida, tanto por la salud de Trump como por la de las personas que puedan tener contacto con él.

Según Biden, él también desea que su rival se recupere y pueda formar parte del evento, pero este martes planteó que el debate no debería llevarse a cabo en el caso de que Trump no muestre un diagnóstico negativo.

“Deberíamos tener pautas muy estrictas, porque se han infectado demasiadas personas”, sostuvo. Sin embargo, luego afirmó que acataría lo que dispongan “las pautas y los médicos de la Clínica Cleveland”, quienes lo asesoran durante la campaña.

Esa frase del ex vicepresidente fue pronunciada en Gettysburg, una ciudad de Pensilvania que tuvo un rol emblemático durante la Guerra Civil, ya que allí se llevó a cabo una trascendental batalla y a los cuatro meses el presidente Abraham Lincoln pronunció en el mismo sitio su discurso más famoso, en el cual llamó a la unidad del país y a acabar con el prolongado conflicto.

Este martes, Biden rememoró ese discurso y dijo que “no hay un lugar más adecuado que Gettysburg para hablar de los costos que deja la división”, en referencia a la gran polarización que ha tenido el país en los últimos años.

“Las divisiones nos han costado en el pasado, pero también nos cuestan ahora. Por eso, creo que en este momento debemos unirnos como nación. Actualmente, tratamos al otro partido como si fuera el enemigo. Esto debe terminar”, manifestó.

Translate »