Biden viaja a Georgia para afianzar el apoyo de los demócratas que definirán la mayoría del Senado

Foto: Flickr Joe Biden

La visita del proclamado presidente es para respaldar el trabajo de campaña de los candidatos demócratas que podrían marcar el equilibrio de poder en la cámara.

El presidente electo Joe Biden llegará a Atlanta para participar en un acto político en respaldo a los candidatos demócratas al Senado Jon Ossoff y Raphael Warnock, quienes se medirán con los republicanos David Perdue y Kelly Loeffler en una segunda vuelta electoral -el 5 de enero- para definir la balanza de la mayoría del Senado.

Luego de los resultados electorales del 3 de noviembre, los demócratas conservaron su mayoría en la Cámara de Representantes, aunque gran parte del Senado quedó en disputa con 50 bancas para los republicanos contra 48 de los demócratas. Todavía restan definir dos escaños en Georgia, debido a que ningún candidato en la contienda local obtuvo más del 50% de los votos.

En ese sentido, los demócratas están obligados a ganar esos dos curules para igualar la disputa en 50 votos para cada partido. En ese caso, una votación empatada debería resolverse por el voto de la presidenta del recinto -en este caso hablamos de la vicepresidenta electa, Kamala Harris– que inclinaría la balanza para el oficialismo.

Caso contrario, el Partido Republicano controlará el Senado y sería un contexto político complicado para la gestión Biden, ya que en este órgano legislativo es donde se aprueba gran parte de las decisiones presidenciales, entre ellas las leyes y nombramientos del Jefe de Estado.

Según un funcionario de la campaña de Biden, el objetivo es alentar a los residentes a votar por la opción de cambio que representan Jon Ossoff y el reverendo Raphael Warnock como legisladores.

Además, su visita tiene como propósito hacer “eco de su mensaje de unidad y una batalla por el alma de la nación que lo llevó a obtener 81 millones de votos en todo el país, más que cualquier candidato presidencial en la historia, y convertirse en el primer demócrata en décadas en ganar el estado de Georgia durante una elección presidencial”.

Georgia, uno de los tradicionales bastiones republicanos en el sur, presenta una reñida contienda electoral para los demócratas que conquistaron el electorado para las presidenciales con estrecho margen, pero no subestiman la orientación política por tradición en la región.

Por su lado, los republicanos también enfrentarán sus propias luchas internas, ya que hasta hace poco el presidente saliente Donald atacó al gobernador republicano de Georgia, Brian Kemp, para que convenciera a los legisladores estatales de anular la victoria del mandatario electo Joe Biden en ese territorio.

Por el  momento, más de 1,2 millones de georgianos solicitaron boletas por correo para los comicios del 5 de enero, según la plataforma Election Project. Mientras que un promedio de encuestas de FiveThirtyEight develó que el demócrata Raphael Warnock supera al republicano Kelly Loeffler por menos de 2 puntos porcentuales y Jon Ossoff aventaja a David Perdue por un punto porcentual.

Tradicionalmente, un presidente en Estados Unidos no llega a la Casa Blanca sin la mayoría del Senado. Sin embargo, la historia más reciente refiere que Barack Obama en su segundo mandato perdió la Cámara alta y debió lidiar con un fuerte bloqueo para sus propuestas y nominaciones contra el líder de la mayoría republicana, Mitch McConnell.

Translate »