Biden se presentó en Filadelfia y llamó a defender la democracia frente a la «subversión electoral» republicana

Foto: Official White House Photo by Adam Schultz - The White House on Flickr

El presidente Joe Biden advirtió que la democracia estadounidense está amenazada por la «subversión electoral» republicana y aseguró que proteger el derecho al voto es una «prueba» histórica para el país.

Biden hizo esa declaración después de que los legisladores demócratas de Texas viajaran a Washington en un esfuerzo por negar en su Legislatura al partido Republicano el quórum para aprobar un proyecto de ley que impone nuevas restricciones a la votación en el estado.

«Depende de todos nosotros proteger ese derecho. Es la prueba de nuestro tiempo«, enfatizó Biden, citado por la agencia de noticias AFP, durante un discurso en el National Constitution Center en Filadelfia, al aludir a la arremetida de la oposición republicana para multiplicar las leyes estatales que restringen el acceso de las minorías a las urnas.

El mandatario calificó los esfuerzos para reducir la accesibilidad al voto como «antiestadounidenses» y «antidemocráticos» y disparó contra su predecesor, Donald Trump, quien alegó fraude en las elecciones de 2020 después de su derrota.

«La gran mentira es sólo eso: una gran mentira», denunció.

«En Estados Unidos, si uno pierde, acepta el resultado, respeta la Constitución. Lo intenta de nuevo. No llama a los hechos ‘falsos'», manifestó el mandatario.

El discurso en la ciudad donde se redactó y firmó el documento fundacional del sistema democrático de Estados Unidos en 1787 es la intervención más significativa del mandatario en este tema, uno de los más calientes en los últimos años en la pulseada entre demócratas y republicanos.

«Esto es una subversión electoral», apuntó y agregó: «Es la amenaza más peligrosa para la votación y la integridad de las elecciones libres y justas en nuestra historia«.

Según la Casa Blanca y los demócratas del Congreso, los republicanos están utilizando las legislaturas estatales para restringir el derecho al voto en todo el país con el pretexto de aumentar la seguridad electoral. 

Los republicanos, liderados por el expresidente Donald Trump y su campaña sin precedentes para revertir su derrota ante Biden, insisten actualmente en que se necesitan reglas de votación más estrictas para acabar con el fraude, como reducir la votación por correo, acortar los horarios de apertura de las urnas e imponer fuertes multas a los trabajadores electorales que cometen errores. 

Mientras los republicanos sostienen que tales medidas garantizarían la transparencia de las elecciones, los demócratas señalan que la incidencia de fraude ya es en la actualidad extremadamente baja y sostienen que las medidas afectarán sobre todo a votantes afroamericanos o de otras minorías, que tienden a votar por los demócratas y a utilizar mecanismos como el voto por correo o anticipado ya que la jornada electoral es un día hábil.

«Quieren hacerlo tan difícil e inconveniente que esperan que la gente no vote en absoluto«, afirmó Biden.

Translate »