Bayern Munich, el nuevo rey de Europa

Foto: La Vanguardia

En un contexto completamente atípico por la pandemia mundial de Coronavirus, PSG y Bayern Munich disputaron la final de la Champions League en Lisboa, Portugal, en un choque con fuerte presencia latina. El conjunto alemán se consagró campeón y sumó su sexto título.

Bayern Munich se convirtió en campeón de la UEFA Champions League Temporada 2019-2020 luego de vencer por la mínima diferencia a PSG. Kingsley Coman marcó de cabeza el 1-0 para los alemanes, a los 58′, y selló el resultado final. El francés aprovechó sobre la izquierda un centro preciso de Joshua Kimmich. 

En el encuentro participaron referentes del fútbol latino a nivel mundial, entre quienes se destacan Philippe Coutinho (Brasil) para el equipo alemán, y Keylor Navas (Costa Rica); los argentinos Leandro Paredes, Ángel Di María y Mauro Icardi; y los brasileños Thiago Silva, Marquinhos y Neymar para el cuadro francés

Tras finalizar el primer tiempo, el resultado estaba 0-0. Con una presión asfixiante de Bayern en los primeros compases del juego, PSG comenzó a hacer pie en el campo de juego y puso en aprietos a los bávaros. Neuer le detuvo un mano a mano a Neymar en la ocasión más clara, cuando iban 18′. La respuesta llegó a los 21′, cuando Lewandowski estrelló un tiro en el poste para los alemanes.

Sobre los 22′ Di María tuvo su oportunidad pero su remate de derecha se fue por arriba del travesaño. Pocos minutos después, Keylor Navas le atajó un peligroso cabezazo a Lewandowski, que sacó el frentazo desde una posición incómoda y casi abre el marcador.

Justo antes de concluir la primera parte, Kylian Mbappé falló un gol muy claro a escasos metros de la línea de gol. El atacante le pegó defectuosamente y permitió que Neuer pudiese atrapar la pelota sin complicaciones.  

La última media hora mostró a un Bayern sólido, amenazante y físicamente superior que pudo haber marcado un gol más. Sin embargo, cuando se jugaba un minuto de descuento, PSG casi lo empata con una jugada de Mbappé y Neymar. Luego de ese último intento parisino, se desató la fiesta bávara en Lisboa.

El Bayern Munich es el justo campeón de la UEFA Champions League y se convierte en el único equipo de la historia en alzar la “orejona” habiendo ganado todos sus partidos en la competición. Un campeón de punta a punta, una máquina alemana que sabe jugar finales y, sobre todo, sabe ganarlas.