Barack Obama: “Estamos más divididos ahora, mucho más de lo que estábamos en 2008”

Foto: Julio Cortez/AP Images

El ex mandatario señaló que la división de la sociedad estadounidense se ha acentuado por la inmigración, las injusticias y la “decadencia de la verdad” que algunos medios y las redes sociales han promovido.

En el marco de la publicación de su libro “una tierra prometida”, el expresidente Barack Obama manifestó en una entrevista con la BBC que la división social que se ha acentuado en Estados Unidos en los últimos cuatro años tiene que ver con la forma de hacer política del presidente Donald Trump. 

A su vez, aseguró que la difusión de información falsa y el aumento de las desigualdades económicas entre las poblaciones urbanas y rurales proporcionaron una sociedad mucho más polarizada que cuando a él le tocó ser candidato presidencial por primera vez.

Para el dirigente demócrata, un cambio en la polarización que vive el país no se solucionará solo por la elección de Joe Bien como nuevo presidente de la nación, pero sí aseguró que es un paso correcto en esa dirección. “Una elección no es suficiente para revertir esa tendencia”, destacó.

De acuerdo con la opinión de Obama, aliviar las divisiones sociales que vive Estados Unidos no depende solo de los dirigentes políticos, ya que implica un cambio estructural de la sociedad en el que ambas partes identifiquen “puntos comunes basados en hechos reales” antes de abordarlos.

En ese aspecto, Obama refirió que el presidente Trump impulsó “la división porque es importante para su forma de hacer política”, al igual que la difusión de información falsa en la que los “hechos simplemente no importan”.

Al respecto, citó el caso de Joe Biden a quien se le tildó de “socialista”, así como la información que involucró a Hillary Clinton en 2016, de quien millones de personas pensaban que “formaba parte de un culto maléfico que estaba involucrado en bandas de pedófilos”.

Por esta razón, consideró que los medios deberían en algún momento implementar regulaciones que permitan identificar hechos comunes verificados antes de discutir sobre ellos, porque las “falsedades ya le han dado la vuelta al mundo para el momento en que la verdad sale por la puerta”.

A pesar de los desafíos que enfrenta la sociedad actual para erradicar las divisiones, Obama apuesta por las nuevas generaciones y las posibilidades que tienen para “cultivar un optimismo cauteloso en que el mundo puede cambiar” y ellos pueden ser “parte de ese cambio”.

En otro punto, enfatizó que el racismo en el país es “una de las principales fallas en la historia de EE.UU”, al punto que se animó a referirse sobre la problemática como “nuestro pecado original”.

Obama, quien logró convertirse en el primer mandatario afroamericano del país, dijo que las protestas raciales de este año produjeron “desesperación” por un lado, debido al “prejuicio” que continúa en el sistema de justicia penal, pero también elevó el “optimismo” por el activismo e interés en las manifestaciones que tuvieron un carácter “pacífico”.

En ese aspecto, comparó la respuesta social de la población con otros eventos de brutalidad policial y destacó que en aquél momento “gran parte de la comunidad blanca” consideraba que eran “casos aislados o de manzanas podridas”, pero este año varias comunidades gritaron que “las vidas de los negros importan y se abrazaron a la noción de que el cambio tiene que llegar”

Translate »