Autoridades de Pensilvania reclaman un aumento del salario mínimo para los trabajadores del estado

Foto: www.governor.pa.gov

Mientras avanza la legislación para elevar el salario mínimo de $7.50 por hora que rige en el estado, los republicanos apuestan por un ajuste a $10 y los demócratas defienden la propuesta del gobernador Tom Wolf para fijarlo en 12$ la hora.

La secretaria del Departamento de Trabajo e Industria (L&I), Jennifer Berrier, solicitó un ajuste del salario mínimo a $12 por hora, con proyección de un incremento a $15 para el 2027, con el objetivo de acompañar la propuesta del gobernador Tom Wolf y garantizar un salario más justo para todos los trabajadores.

El estado de Pensilvania cuenta actualmente con un salario mínimo de $7.25 por hora, el más bajo de todo el país junto al sueldo con propina y separado de solo $2.83 por hora.

Berrier justificó que en la última década los precios de viviendas, alimentos y artículos esenciales han aumentado significativamente, mientras que el salario mínimo en Pensilvania se mantuvo estancado. “Necesitamos un salario mínimo de $15, y tenemos que eliminar el salario con propina y proporcionar un salario justo a todos los trabajadores”, destacó la funcionaria.

La propuesta que plantea el gobernador aumentaría los ingresos de casi 1.1 millones de trabajadores y les otorgaría $4.4 mil millones en ingresos en el primer año. Además, el ajuste a $12 la hora inyectará 116 millones dólares adicionales a la economía y un aumento de $15 reforzará estos números con 321 millones de dólares en 2027.

“Todos deberíamos estar avergonzados de nuestro salario mínimo y nuestra falta de progreso, incluso cuando todos los estados que nos rodean han aumentado su salario al menos una vez”, manifestó Senador Jay Costa.

Existen ocho estados en el país que evalúan un aumento de su salario mínimo a 15 dólares por hora, incluyendo el estado de Florida que es liderado por un gobernador republicano. Este panorama ubica a los trabajadores de Pensilvania en desventaja, ya que ejecutan las mismas labores pero devengan un menor sueldo.

Las autoridades que defienden el aumento del salario mínimo consideran que un sueldo justo beneficiaría al 65% de todos los trabajadores que reciben propinas y significaría cambios favorables para que los empleadores paguen el salario mínimo completo con propinas no discriminatorias a sus empleados.

Hasta la fecha ocho estados en el país, incluyendo Alaska, Montana y Nebraska que son liderados por republicanos, eliminaron el salario mínimo con propinas y tienen un sueldo que es considerado más justo y equitativo para todos. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »