Autoridades de Lehigh Valley promueven celebrar con prudencia el 4 de julio

Foto: Flickr

A pocos días para la celebración del 4 de julio, las autoridades invitan a los residentes a estar muy atentos sobre los riesgos que representa conducir ebrio y no usar el cinturón de seguridad, asi como manipular fuegos artificiales bajo la influencia del alcohol

En víspera de la celebración que se avecina, el uso de fuegos artificiales encabeza la lista de posibles peligros, razón por la cual las autoridades instan a los residentes a dejar el manejo de explosivos a los profesionales, pues un hombre murió instantáneamente el sábado en Scranton cuando explotó un fuego artificial de grado comercial mientras intentaba dispararlo, informó Associated Press

“No terminen en el hospital este fin de semana de vacaciones y dejen los fuegos artificiales a los profesionales”, dijo  Kevin Landis, el capitán de bomberos de Bethlehem, una ciudad donde existen estrictas normas para el uso de fuegos artificiales.

Las regulaciones sobre fuegos artificiales incluyen prohibir el uso dentro de un automóvil o edificio, y dentro de 150 pies de una estructura ocupada. En Bethlehem, los fuegos artificiales no se pueden usar entre las 9 p.m. y las 9 a.m.

Asimismo, en las calles, los parques, los estacionamientos y las propiedades del Distrito Escolar del Área de Bethlehem está prohibido el uso.”En resumen, no hay lugar en la ciudad de Bethlehem donde se puedan activar legalmente fuegos artificiales, en función de la densidad de población de personas y edificios”, agregó Landis.

El oficial detalló que los fuegos artificiales son explosivos y causan heridas , al menos el 44% de las lesiones incluyen quemaduras que causan daños en dedos y manos, cabeza y cara, ojos, brazos, piernas y torsos.

En cuanto a las hogueras, fogatas al aire libre, anillos de fuego y chimeneas, están prohibidos en Bethlehem, aunque los incendios de gas natural y propano están permitidos si son aprobados por un inspector de incendios. Las autoridades recomiendan mantener a los niños pequeños alejados de las parrillas y nunca dejarlos solos cuando está encendida.

Por otro lado, es de vital importancia tener cuidados al volante: no tomar alcohol si va a conducir y asegurarse de que las personas que viajan en el vehículo tengan los cinturones abrochados, pues podría estar salvando una vida. El año pasado en Pensilvania, hubo 241 accidentes relacionados con el alcohol, siete de ellos fatales, desde el viernes 28 de junio hasta el domingo 7 de julio.

Translate »