Astrazeneca iniciará ensayos clínicos en humanos con anticuerpos de acción prolongada contra el COVID-19

Foto: Bloomberg

Las pruebas se aplicarán en seis mil personas ya infectadas, con el objetivo de comprobar su nivel de efectividad y avanzar en una terapia que evite un estado grave de la enfermedad. 

El laboratorio AstraZeneca, que trabaja en el desarrollo de una vacuna contra el COVID-19, iniciará las pruebas en 6.000 humanos de una combinación de anticuerpos de acción prolongada (LAAB) denominada AZD7442, un tratamiento contra la enfermedad que comenzará dos ensayos clínicos de fase III.

La farmacéutica detalló que se trata de una combinación de dos LAAB derivados de pacientes convalecientes después de haber contraído una infección por SARS-CoV-2. Esta tecnología fue descubierta por el Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt, con licencia de AstraZeneca en junio de 2020.

Los anticuerpos de vida media prolongada deberían proporcionar de 6 a 12 meses de protección contra la enfermedad con una sola administración y reducir el riesgo de resistencia desarrollada por el virus.

“Un ensayo evaluará la seguridad y eficacia de AZD7442 para prevenir infecciones hasta por 12 meses, en aproximadamente 5 mil participantes. El segundo ensayo evaluará la profilaxis posterior a la exposición y el tratamiento preventivo en aproximadamente mil 100 participantes”, informó el laboratorio en un comunicado. 

La empresa reveló que estima suministrar hasta 100 mil dosis para finales de este año y el Gobierno de Estados Unidos otorgará 486 millones de dólares para el desarrollo de este proyecto, a través de un acuerdo con la Autoridad de Investigación y Desarrollo Biomédico Avanzado (BARDA). Se espera adquirir hasta un millón de dosis adicionales en 2021. 

El director ejecutivo de la Astrazeneca, Pascal Soriot, aseguró que “este acuerdo con el Gobierno ayudará a acelerar el desarrollo de nuestro anticuerpo de acción prolongada, combinación que tiene el potencial de proporcionar un efecto inmediato y duradero tanto en la prevención como en el tratamiento de las infecciones por COVID-19”.

Según afirmaron, los anticuerpos de acción prolongada tienen la posibilidad de tratar y prevenir el avance del virus en pacientes contagiados y también sirven como tratamiento preventivo frente a una posible infección. 

“Evaluaremos la combinación de LAAB en diferentes entornos, desde la profilaxis hasta el tratamiento ambulatorio y la hospitalización, con el enfoque puesto en ayudar a las personas más vulnerables”, agregó Soriot. 

La administración de estos anticuerpos podría funcionar como complemento para individuos que son reactivos a ciertas vacunas o para ofrecer protección adicional a poblaciones de alto riesgo y personas infectadas. 

El anuncio llega a pocos días de que la farmacéutica Regeneron pidiera a la FDA que se autorice el uso de emergencia del cóctel de anticuerpos REGN-COV2, descrito por el presidente Donald Trump como “la clave” en la mejoría de su diagnóstico positivo por COVID-19.

Translate »