Argentina superó el millón de casos de Coronavirus este lunes

Foto: Télam

El país está quinto en cantidad de contagios a nivel mundial. En muertes, en tanto, se ubica 12º, con más de 26.000 decesos.

Argentina superó este lunes el millón de casos de Coronavirus, un escalofriante número que refleja la difícil situación sanitaria que vive el país a siete meses de que se declare la cuarentena el pasado 20 de marzo.

Durante las últimas 24 horas, se confirmaron 12.982 casos y 451 decesos, lo que aporta para un total de 1.002.662 infecciones y 26.716 fallecimientos desde el inicio de la pandemia en la nación sudamericana.

Como viene sucediendo en las últimas semanas, la mayoría de los casos ya no proviene del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), que incluye a la capital nacional y al populoso conurbano que la rodea.

Durante los primeros meses, esta región fue la más afectada, lo que obligó a que se otorguen flexibilizaciones mucho más tarde que en el resto del país, que inclusive habilitó el turismo interno en algunas zonas.

Sin embargo, actualmente ocurre exactamente lo contrario: Buenos Aires avanza con flexibilizaciones -inclusive se permitieron, bajo estrictos protocolos y limitaciones, la reapertura de algunas clases presenciales- y el resto del país se mueve en un juego irregular de aperturas y retrocesos, lo que impide una lucha uniforme contra la pandemia.

En la provincia de Buenos Aires -la más poblada del país- donde se siguen registrando la mayoría de los casos, este lunes se anunció el permiso para que se pueda realizar la temporada de verano en el área costera, en un acto que encabezó el gobernador Axel Kicillof en la tradicional ciudad de Mar del Plata.

Otra situación distinta padece Córdoba, la segunda provincia más importante de la nación, que atraviesa el pico de casos y tiene casi la totalidad de sus camas críticas ocupadas. 

Por ello, el gobernador Juan Schiaretti anunció hace 10 días nuevas restricciones en algunas actividades, como el sector gastronómico, los gimnasios y natatorios, que tienen prohibido funcionar (en el caso de bares y restaurantes, pueden hacerlo con delivery y take-away).

Otras provincias que también padecen la dificultosa situación en sus territorios son Santa Fe, Río Negro, Tucumán, Jujuy, Santa Cruz y Tierra del Fuego, que tienen los porcentajes más altos de contagios cada millón de habitantes de la nación junto a Buenos Aires.

Para colmo, a toda esta gravísima emergencia sanitaria se le suma el complicadísimo panorama político y económico que vive el país, atravesado por el infructuoso diálogo entre el oficialismo y buena parte de la oposición, que encabeza masivas marchas para pedir por la eliminación de las restricciones que impiden el normal funcionamiento de la economía.

El Gobierno, en tanto, sostiene las inhabilitaciones de algunas actividades con el apoyo de gran parte de los gobernadores debido a la alta ocupación de camas críticas, que llegó al filo del desborde en algunas regiones puntuales.

Mientras tanto, todos los cañones apuntan a la llegada de la vacuna, que podría estar disponible para la población de riesgo a inicios del año que viene, según apuntó la semana pasada el ministro de Salud, Ginés González García.

Son varios los proyectos que se están probando en Argentina (este lunes, inclusive, se anunció un novedoso tratamiento nacional con anticuerpos de llamas y huevos de gallina) pero la principal expectativa recae en la vacuna que desarrollan AstraZeneca y la Universidad de Oxford, que se producirá en Argentina y México para todo el continente latinoamericano, a excepción de Brasil.

Translate »