Andrew Cuomo lamenta comentarios que asesoras “malinterpretaron” como acoso

Foto: Flickr Governor Cuomo

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, aseguró que “lamentaba mucho” si comentarios suyos habían sido “malinterpretados como un flirteo indeseado”, en momentos en que enfrenta creciente presión por acusaciones de acoso sexual en su contra por parte de dos excolaboradoras.

Cuomo ha sido fuertemente criticado, incluso por compañeros de su Partido Demócrata, después de que su exasesora Charlotte Bennett, de 25 años, le contara al diario The New York Times que el gobernador le había acosado el año pasado.

Su testimonio se conoció cuatro días después de que la exconsejera Lindsey Boylan, de 36, describiera episodios de contacto físico indeseado, incluido un beso en la boca a la fuerza, por parte de Cuomo.

El gobernador, de 63 años, emitió un comunicado anoche explicando su actitud.

“A veces pienso que estoy siendo bromista y hago chistes que pienso que son graciosos… No quiero ofender y solo quiero aportar un poco de ligereza y conversación a lo que es un tema muy serio”, afirmó.

“Ahora entiendo que mis interacciones pueden haber sido insensibles o demasiado personales”, añadió.

Cuomo admitió algunos de sus comentarios fueron “malinterpretados como un flirteo indeseado”. Y añadió: “En la medida que alguien se sintió de esa manera, lo lamento mucho”, informó la agencia de noticias AFP.

Pero negó haber tocado o hecho proposiciones sexuales a alguien de forma inapropiada.

Estas son las primeras explicaciones presentadas por el demócrata -en el cargo desde hace diez años, y uno de los gobernadores con más poder del país- tras las acusaciones conocidas esta semana.

Las excusas llegan después de que algunos miembros de la Legislatura estatal de Nueva York, entre ellos varios compañeros de partido, pidieran su dimisión.

La senadora estatal demócrata Alessandra Biaggi le calificó incluso de “monstruo”, en un tuit el sábado.

Un número creciente de personalidades pidieron también este fin de semana una investigación independiente sobre las acusaciones, conducida por la fiscal del Estado, Letitia James.

El gobernador comunicó el sábado en la noche que le había encargado a una jueza federal que realizara una “investigación completa” sobre las acusaciones, al tiempo que las refutaba.

Pero su propuesta fue fuertemente criticada.

Figuras como la joven estrella demócrata del Congreso Alexandria Ocasio-Cortez o la senadora por Hawai Mazie Hirono estimaron que las pesquisas debían ser dirigidas por James, y no por una exjueza que había trabajado mucho tiempo con alguien cercano a Cuomo, considerada insuficentemente independiente.

La fiscal -quien muchos consideran que podría postularse al puesto de gobernadora en la próxima elección de 2022- se manifestó para pedirle a Cuomo que le confiara el caso “inmediatamente”.

Incluso la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, pidió “un examen independiente de las acusaciones”.

Anoche, la consejera jurídica del gobernador indicó que Cuomo solicitó finalmente a James que designe a “un abogado privado” para dirigir las investigaciones, con quien el gobernador cooperará “voluntariamente” y “plenamente”.

Alabado en 2020 por su gestión inicial de la pandemia, este episodio ha fragilizado considerablemente a Cuomo, ya en el punto de mira por haber minimizado -deliberadamente para algunos- la cantidad de fallecidos por Coronavirus registrados en las residencias de este estado de 20 millones de habitantes.

Translate »