Andrew Cuomo autoriza el funcionamiento de las piscinas del parque estatal el 4 de julio

Foto: Flickr

Todas las piletas cubiertas y al aire libre estarán autorizadas a operar  en la medida que se adhieran a las órdenes ejecutivas. 

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, informó a través de un comunicado que las piscinas que se encuentran bajo la administración del Departamento de Parques, Recreación y Preservación Histórica de Nueva York tienen la autorización de abrir sus puertas el 4 de julio, pero bajo estrictas medidas de seguridad que garanticen las condiciones sanitarias.

“El virus no se toma vacaciones, por lo que invito a los neoyorquinos que visitan las piscinas a que sigan todas las pautas de distanciamiento social vigentes para protegerse y protegernos mutuamente”, indicó Cuomo

Dentro de las medidas se exige que todas las personas establezca una separación de al menos seis pies, con la excepción de aquellos visitantes que sean miembros del mismo hogar o unidad familiar.

Otro recomendación señala que se mantenga un límite en el tamaño máximo de personas, sea fuera o dentro del agua, de no más de 10 individuos. Sin embargo, puede haber más de un grupo en las instalaciones siempre que puedan separarse por al menos seis pies.

En ese sentido, los propietarios deberán proporcionar suministros para la higiene adecuada de las manos y las vías respiratorias, incluyendo jabón, agua corriente, toallas desechables y alcohol, además de pañuelos de papel y basureros.

Asimismo, tendrán que ubicar letreros para recordar a las personas que sigan las reglas de distanciamiento social, utilicen apropiadamente las máscaras faciales y cumplan con los protocolos de limpieza y desinfección.

El gobernador de Nueva York recordó el sacrificio que los neoyorquinos han hecho para aplanar la curva de la pandemia y exhortó a las personas a manejarse con cautela. “Hay que estar atentos y mantenerse a salvo mientras se disfruta de un tiempo al aire libre “, destacó.

Translate »