Acusan a un policía de Nueva York de operar como agente secreto de China

Foto: Dave Hosford - Flickr

Se trata de Baimadajie Angwang, que trabaja como oficial en un distrito en Queens. Es policía y reservista del Ejército de Estados Unidos y se lo señala de servir en favor del gobierno chino.

Un agente de la policía de Nueva York (NYPD), identificado como Baimadajie Angwang, y quien también se desempeña como reservista del ejército nacional, fue acusado de servir en nombre de la República Popular China. Concretamente lo inculpan por haber obrado como activo de inteligencia en la recopilación de información confidencial.

La persona en cuestión trabaja como oficial de asuntos comunitarios en el distrito 111 en Queens, y se presume que comenzó a actuar en nombre de la República Popular China en mayo de 2018, después de ser reclutado por un sujeto no identificado que estacionó en el consulado chino en Manhattan.

“Baimadajie Angwang violó todos los juramentos que hizo en este país. Uno para los Estados Unidos, otro para el Ejército de los Estados Unidos y un tercero para este Departamento de Policía ”, dijo el comisionado de la NYPD, Dermot Shea, en un comunicado.

Según una denuncia revelada en la corte federal de Brooklyn, Angwang, de 33 años, supuestamente cubrió funciones específicas que incluían la filtración y divulgación de datos sobre posibles oponentes del gobierno oriental, sumados a miembros de “minorías religiosas y étnicas”. Proporcionó además a los funcionarios del consulado acceso a referentes del NYPD a través de invitaciones a eventos oficiales de la policía.

Documentos judiciales indican que su reclutador, denominado “Funcionario 2 de la República Popular China”, fue asignado a una división del Departamento de Trabajo del Frente Unido de China, que es responsable de neutralizar las fuentes de posible oposición a las políticas y la autoridad de aquel país.

La misma fuente determinó: “Angwang declaró que su motivación para ser promovido en el NYPD era ayudar a la República Popular China y traer gloria a China. Si él no podía ser ascendido dentro del NYPD, manifestó que bien podría ser un empleado del gobierno en China”. 

El sospechoso, mientras espera ser indagado ante el tribunal, también está acusado de fraude electrónico, hacer afirmaciones falsas y obstrucción. En caso de ser juzgado culpable, enfrentaría una pena de hasta 55 años de prisión, además de significar un verdadero golpe a los asuntos de inteligencia de la NYPD.

Translate »