Activistas y políticos convocaron un boicot contra la marca Goya por respaldar a Trump

Foto: Kena Betancur - EFE

Fuertes críticas en redes sociales se desataron contra la empresa de alimentos, después que su CEO expresara que el presidente Trump es una “bendición” para Estados Unidos

Una de las empresas de alimentos de origen hispano más grandes de Estados Unidos, Goya Foods, afronta un boicot que es impulsado por algunos políticos y activistas, después de que el presidente de la organización, Bob Unanue, calificará como un “líder” al presidente Donald Trump.

“Estamos todos bendecidos (…) por tener un líder como el presidente Trump, que es un constructor. Y eso es lo que hizo mi abuelo, vino a este país a construir, crecer, prosperar. Tenemos un increíble constructor y oramos por nuestro liderazgo, nuestro presidente y nuestro país”, declaró Unanue en el jardín de las rosas de la Casa Blanca.

Las declaraciones del referente de la marca Goya, fueron el detonante para una ola de críticas que surgieron en las redes sociales contra la empresa de alimentos con etiquetas como  #Goyaway (Goya lejos) o #BoycottGoya, a la que se unieron figuras políticas y activistas para manifestar su rechazo a las declaraciones y promover un boicot contra la empresa.

Por el sector político, se pronunció la diputada demócrata Alexandria Ocasio Cortez, de origen puertorriqueño, quien fijo su opinión con el tweet: “Oh, mirad, este es el sonido que hago al buscar en Google cómo hacer tu propio adobo”, señalando a los productos para adobar que vende la organización.

Por su parte, United We Dream, la organización más grande de dreamers en Estados Unidos, se unió a las criticas y justificó el boicot al considerar las declaraciones de Unanue como “inaceptable”, debido a que en su opinión el presidente Trump “no ha dejado de atacar a los inmigrantes, personas latinas, negros, y toda minoría étnica, desde el día uno”.   

A pesar de los señalamientos, el director ejecutivo de Goya Foods no se retractó el viernes en una entrevista sobre sus comentarios a favor del presidente Donald Trump y argumentó que las criticas en su contra y el boicot contra Goya evidencian una “supresión del discurso”, al recordar que así como acudió al llamado del líder republicano, lo hizo en el año 2012 con el expresidente Barack Obama.

“No me disculpo, especialmente si soy llamado por el presidente de EE.UU. No vas a decir, ‘no, lo siento, estoy ocupado, no, gracias’. No le dije eso a los Obama y no le voy a decir eso al presidente Trump”, argumentó el CEO de la empresa que emplea a unas 4.000 personas y factura 1.500 millones de dólares al año.

Posteriormente, alzó su voz en defensa de Goya el presidente de la Asociación Latina para Principios Conservadores, el republicano Alfonso Aguilar quien alegó que el llamado a boicot contra la empresa “demuestra gran intolerancia y de hecho es anti-hispano”. Etiquetas en las redes como #BuyGoya (Compren Goya) también salieron al paso para contrarrestar el ataque y apoyar al principal ejecutivo de la organización.

Translate »