A menos de cuatro meses de las elecciones, Trump reemplazó a su jefe de campaña

Foto: EFE

El presidente decidió remover a Brad Parscale y sustituirlo por Bill Stepien, aunque indicó que los dos seguirán trabajando juntos en la carrera presidencial. “Ambos estuvieron muy involucrados en nuestra histórica victoria de 2016, y espero tener una gran y muy importante segunda victoria juntos”, manifestó.

El presidente Donald Trump decidió remover a su jefe de campaña, Brad Parscale, y reemplazarlo por Bill Stepien, a menos de cuatro meses de las elecciones que se realizarán el próximo 3 de noviembre.

En un contexto de caída en las encuestas, las cuales lo muestran todas por debajo de su contrincante demócrata, Joe Biden, el mandatario realizó una jugada arriesgada, aunque indicó que Parscale seguirá involucrado en la campaña, solo que en el rol de analista y estratega de datos.

“Ambos estuvieron muy involucrados en nuestra histórica victoria de 2016, y espero tener una gran y muy importante segunda victoria juntos”, sostuvo el jefe de Estado en un tuit, en el que además destacó que Parscale “ha estado mucho tiempo” junto a él y lo seguirá acompañando bajo el comando de sus “tremendas estrategias digitales y de datos”.

Su reemplazante, Stepien, quien ya fue subdirector de campaña, se caracteriza por mantener un perfil más bajo que su antecesor, algo que Trump vería con buenos ojos, ya que en general él mismo prefiere ser su propio jefe de campaña.

Éste es el segundo movimiento que Trump realiza luego del fracaso del mitin de Tulsa, ya que tras la poca asistencia que tuvo su primer acto de campaña, decidió sustituir a su jefe de operaciones, Michael Glassner, por Jeff DeWit.

Lo curioso es que en ambos reemplazos el propio Trump decidió colocar a personas que colaboraron a su sorpresivo triunfo de 2016, ya que tanto DeWit como Stepien fueron importantes en aquella oportunidad.

Actualmente, el presidente atraviesa una situación que busca mostrar como similar a la anterior carrera presidencial, en la cual terminó logrando el triunfo pese a que, como hoy, todas las encuestas lo mostraban por debajo de su rival (Clinton en 2016 y Biden en 2020). 

Sin embargo, en esta oportunidad es Trump el que debe mostrar resultados de gestión, algo que no está pudiendo conseguir por la pandemia, la crisis económica y sus propias dificultades.

Translate »