A horas de una elección decisiva, Trump y Biden visitan Georgia

Foto: Gage Skidmore (Flickr)

Este lunes, los rivales políticos viajan al estado y realizan un mitin allí para apoyar a sus candidatos en el Senado, que se medirán en una elección este martes y definirán quién tendrá mayoría en el Senado.

Joe Biden y Donald Trump saben que la elección que se realizará este martes en Georgia es clave para su futuro político. Por eso, ambos decidieron viajar al estado para realizar actos de campaña, a dos semanas del traspaso de mando entre ambos contendientes en los pasados comicios presidenciales.

En el caso del presidente electo, se aguarda que realice un mitin a las 4.30 p.m. en Atlanta, justo un día después de que su compañera de fórmula, Kamala Harris, se presente en Savannah.

En tanto, Trump tiene previsto hablar en la ciudad de Dalton a la noche, mientras que el vicepresidente Mike Pence agendó su alocución para otro evento, separado y más temprano.

En otra ocasión, la definición de dos puestos en el Senado -lo que se pone en juego este martes en Georgia- no tendría mayor relevancia, en medio de una agenda cargadísima a nivel nacional, con denuncias de fraude, indultos masivos, una elección totalmente judicializada y, para colmo, la pandemia más importante de los últimos 100 años golpeando con fuerza al país.

Sin embargo, en esta oportunidad se pondrá en juego la mayoría en la Cámara Alta, un tesoro muy preciado para ambos partidos, que le permitirá a Biden sortear cualquier obstáculo parlamentario para impulsar su agenda programática y a los republicanos bloquear cualquier iniciativa que no sea de su agrado al respecto.

En el esquema actual, los republicanos superan 50-48 a los demócratas, por lo cual los dos puestos restantes pasan a ser decisivos: si el partido del presidente electo triunfa en ambos resultados, las bancas quedarán igualadas y la vicepresidenta Kamala Harris desempatará, con todo a favor para el Ejecutivo.

Para que esto ocurra debería producirse un verdadero batacazo, ya que sería una gran sorpresa que los demócratas triunfen en ambas contiendas de un estado históricamente “rojo”. Sin embargo, las últimas encuestas les dan una leve ventaja, luego de que se filtraran audios del presidente Trump pidiéndole al secretario de Estado republicano de Georgia, Brad Raffensperger, que encuentre 11.780 a su favor para ganarle a Biden en el estado.

En el mano a mano habrá dos elecciones por separado. Una de ellas es regular, ya que el republicano David Perdue vence su mandato y busca la reelección ante Jon Ossoff. La otra es especial, porque se produce luego de la renuncia anticipada de Johnny Isakson, que obligó a una contienda entre la republicana Kelly Loeffler y el demócrata Raphael Warnock.

En ambos casos, la segunda vuelta de este martes ocurre porque el 3 de noviembre ninguno de los candidatos logró superar el 50% de los votos, una regla que es particular de Georgia. 

El comicio especial entre Loeffler y Warnock era esperado, ya que había muchos candidatos y era difícil que alguno pudiera conseguir más de la mitad de los votos. Por el contrario, en la elección regular se aguardaba una victoria más contundente de Perdue, que quedó al borde de ganar y obtuvo el 49,7% de los votos.

Dos meses después de esa fecha, el panorama ha cambiado y, aunque Perdue mantiene sus chances intactas, las posibilidades de Ossoff han crecido y los demócratas se ilusionan con obtener una victoria que cambiaría el ánimo nacional de cara al 20 de enero, cuando Biden asuma su cargo.

Translate »