A días del cierre de las sesiones, el Congreso busca destrabar el demorado paquete de estímulo federal

Foto: AP

A través del líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell, Trump busca aprobar un propio paquete antes de fin de año. Los demócratas se oponen y buscan impulsar un proyecto propio, mientras crece la opción de aprobar un paquete bipartidista.

El presidente Donald Trump presentó un proyecto propio de estímulo federal en el Congreso, según anunció este martes el líder de los republicanos en el Senado, Mitch McConnell.

La noticia significa, por primera vez en varias semanas, una chance concreta de que el reclamo de asistencia económica que vienen manifestando los gobernadores encuentre sustento y se transforme en ley. 

Sin embargo, no son todas buenas noticias para ellos, ya que se eliminaría un aspecto clave que sí estuvo incluido en el primer paquete: la ayuda directa para los gobiernos estatales y locales.

Según el proyecto que mostró McConnell, el paquete consiste en más de $500 mil millones, de los cuales la mayoría ($332,7 millones) iría directamente a solventar la situación de pequeñas y medianas empresas, $105 mil millones estarían destinados a las escuelas y $31 mil millones a la distribución de vacunas y suministros médicos.

“No queremos esperar hasta el próximo año”, adelantó McConnell, que también señaló que se encuentran negociando otro paquete separado junto a los demócratas.

Se descuenta que, pese a que los republicanos intenten aprobar su proyecto en soledad, este proyecto bipartidista debería salir a la luz de todos modos. El motivo es que $500 mil millones es muchísimo menos que la ayuda necesaria para hacerle frente a la pandemia.

De hecho, la líder demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, busca aprobar un paquete de $2 billones, casi el cuádruple de lo que presentó este martes McConnell.

Como los dos extremos se encuentran en negociaciones desde hace meses -y sin grandes avances al respecto- la necesidad de aprobar un paquete antes de fin de año urge, debido a que no falta mucho para que llegue la Navidad y finalicen las sesiones ordinarias en el Congreso.

Para buscar romper esta barrera en las negociaciones, este martes un sector de los legisladores demócratas y republicanos presentó una propuesta bipartidista de más de $900 mil millones, que podría complementar el proyecto de Trump y McConnell o suplantarlo.

En ese sentido, el senador republicano Roy Blunt llamó a las partes a entrar en razón y aprobar de una vez el ansiado paquete, debido a que “perderse la posibilidad de negociar hasta la última semana de tiempo no suele generar un resultado muy bueno”.

“Creo que $900 mil millones harían mucho más bien ahora que $2 billones en marzo”, señaló, en referencia a la propuesta de Pelosi. “Este es un momento importante para dar un paso adelante si podemos”, agregó.

En la misma línea se pronunció el demócrata Dean Phillips, otro de los que apoya la propuesta bipartidista. En diálogo con The Hill, Phillips aseguró que habló con su correligionaria Pelosi e intentó convencerla de que dé el brazo a torcer y brinde su visto bueno a la iniciativa.

“La animé a considerar la propuesta atentamente. Es obvio que no satisface todas las necesidades ni todos los propósitos. Pero, a esta altura, no debemos centrarnos en lo que queremos, sino en lo que podemos lograr”, manifestó.

“Tenemos que intentar mover la aguja. Han pasado siete meses desde que aprobamos la Ley CARES. Faltan dos semanas para las vacaciones y tenemos que hacer algo”, pidió.

Translate »